“Estoy totalmente roto”: Héctor Suárez Gomís comparte desgarradora carta a su padre

Héctor Suárez Gomís padre hijo foto instagram
Héctor Suárez Gomís@pelongomis

El actor publicó un emotivo mensaje en el que se despide del comediante y recuerda los grandes momentos que vivió a su lado.

A unas horas de haber anunciado la muerte de su padre, Héctor Suárez Gomís compartió una desgarradora carta dirigida al comediante Héctor Suárez.

En su cuenta de Instagram, el hijo del actor mostró su sentir tras el fallecimiento de su papá y señaló que se trata del primer mensaje de despedida de muchos que le dedicará.

“Esta será la primera de muchas cartas mías que ya no vas a leer. Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor”Héctor Suárez Gomís

Suárez Gomís resaltó que una de las cosas que más le gustaba de su padre es su olor, por lo que cada que podía lo abrazaba para sentir su aroma.

“De niño cuando me abrazabas, tu olor se me quedaba impregnado durante horas. Además de sentir seguridad y todo tu amor, siempre, en cada abrazo; me sentía protegido cuando te olía”Héctor Suárez Gomís

De acuerdo con el hijo del comediante, desde su primera operación hace cinco años, cada que entraba al quirófano lo abrazaba para impregnarse de su olor.

“En total fueron 15 operaciones y en las 15, hice exactamente lo mismo: antes de que te llevaran al quirófano, te daba un beso, te abrazaba y respiraba muy profundo para quedarme con tu olor... y hoy que me despedí de ti para siempre; lo hice por última vez”Héctor Suárez Gomís
Ver esta publicación en Instagram

Les voy a platicar de mi mejor amigo... Héctor Suárez Hernández, 80 años, mi papá. El recuerdo más viejo que tengo de los dos juntos es de hace más o menos 47 años. Estábamos en el cine, entre los dos nos comíamos un gaznate, las luces se apagaron, me sentó en sus piernas y comenzó la película. No, no era Pinocho, Dumbo ni los Aristogatos; esas vinieron después. Mientras comía lo que me quedaba del gaznate, en esa pantalla gigante apareció mi papá. ¡Sí, mi papá me había llevado a ver una película suya! ¡Jamás voy a olvidar lo que para mí fue el más grandioso truco de magia de la historia! ¿Cómo era posible que estuviera aquí y allá, allá y aquí. Recuerdo que al oído me explicó algo que evidentemente no comprendí. En ese momento supe que mi papá era especial y al ver que nadie más de entre el público logró estar en dos sitios al mismo tiempo, entendí que mi papá era único. Y sí, durante toda mi vida he sido testigo de su grandeza. Fíjense, para empezar hizo que me enamorara de mi profesión. Hasta el día de hoy me dice campeón. Todos los días me dice "TE AMO" y si no me lo dice, me lo escribe por WhatsApp acompañado de emojis de corazones (varios) y flores (también varias). Me enseñó a ser un guerrero con su ejemplo, a no dejarme de NADIE. La integridad y la honestidad en mi persona son por su culpa. Hay algo que no sé de qué manera se lo voy a agradecer: ¡ME ENSEÑÓ A REÍR! La risa en nuestra relación es muy importante. Todo, absolutamente todo lo vemos a través del humor. Él no lo sabe, pero me enseñó a ser papá. A mi Ratón y a mi Wild Beast me los como a besos, les digo "te amo" todo el día, respeto su individualidad, quiero que sean mejores que yo en todo, son mi orgullo, mi motor, mi vida entera... y eso es herencia directa de su abuelo. Un día, entre mi infancia y mi adolescencia, me pidió que lo oyera con mucha atención y me dijo con mucha firmeza: -Óyeme bien, cabrón. En esta vida siempre hay que ser agradecido. Créanme que JAMÁS se me olvidó. Papi, ¡Gracias por ser mi papá! Y ya, ya pueden seguir con su vida... Ah, díganle "TE AMO" a todos los que habitan en su corazón.

Una publicación compartida por Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) el

Héctor Suárez Gomís reveló que tiene roto el corazón y que no ha parado de llorar desde que se enteró del fallecimiento de su padre.

“¿Qué se hace cuando tienes así de roto el corazón? ¿Llorar? ¡No he parado de hacerlo! ¿Qué se hace cuando tu héroe ha dejado de existir? ¿Qué voy a hacer mañana cuando quiera mandarte un mensaje escrito o uno de voz? ¿Cómo le explico a Pablo que ya no va a volver a ver a jugar con su abuelo? ¿Qué va a hacer Ximena con ese encargo que ya nunca te podrá dar? ¿Cómo hago para dejar de sentir tanto dolor?”, se preguntaba el standupero.

En su mensaje, el hijo de Héctor Suárez recordó como apenas hace un año su padre estaba en el hospital porque le iban a quitar el riñón izquierdo y de inmediato empezaron a hablar de box, un tema recurrente entre ellos.

“¡Te acabas de ir para siempre y ya estamos hablando de box! Así será de ahora en adelante, voy a platicar contigo y me vas a responder en mi mente”Héctor Suárez Gomís

Por último, le agradeció a Héctor Suárez por ser su papá.

“Me hará mucha falta verte, oírte, sentirte, tocarte, abrazarte, besarte y lo que más extraño ahorita; es no poder olerte. ¡Gracias por ser mi papá!"Héctor Suárez Gomís
Ver esta publicación en Instagram

Esta será la primera de muchas cartas mías que ya no vas a leer. Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor. Han pasado apenas unas horas y de momento, lo que más extraño; es tu olor. De niño cuando me abrazabas, tu olor se me quedaba impregnado durante horas. Además de sentir seguridad y todo tu amor, siempre, en cada abrazo; me sentía protegido cuando te olía. Cuando me dabas las buenas noches, los buenos días, en nuestros saludos y nuestras despedidas; además de abrazarte y darte un beso, me encantaba olerte. Hace cinco años fue la primera operación y recuerdo que cuando llegaron por ti para llevarte al quirófano, me invadió un miedo terrible porque existía la posibilidad de no volverte a ver y al abrazarte, respiré muy profundo para que nunca se fuera de mí ese olor... ¡El olor de mi papá! En total fueron 15 operaciones y en las 15, hice exactamente lo mismo: antes de que te llevaran al quirófano, te daba un beso, te abrazaba y respiraba muy profundo para quedarme con tu olor... y hoy que me despedí de ti para siempre; lo hice por última vez. ¿Qué se hace cuando tienes así de roto el corazón? ¿Llorar? ¡No he parado de hacerlo! ¿Qué se hace cuando tu héroe ha dejado de existir? ¿Qué voy a hacer mañana cuando quiera mandarte un mensaje escrito o uno de voz? ¿Cómo le explico a Pablo que ya no va a volver a ver a jugar con su abuelo? ¿Qué va a hacer Ximena con ese encargo que ya nunca te podrá dar? ¿Cómo hago para dejar de sentir tanto dolor? Hace exactamente un año estabas en el hospital, te iban a quitar el riñón izquierdo y te marqué a tu celular para decirte que no te perdieras la pelea de Andy Ruiz que yo acababa de ver en vivo. ¿Te acuerdas? ¡Te acabas de ir para siempre y ya estamos hablando de box! Así será de ahora en adelante, voy a platicar contigo y me vas a responder en mi mente. No sé cuánto tiempo tarde en adaptarme a nuestra nueva forma de comunicarnos, pero lo voy a hacer todos los días y a todas horas. Me hará mucha falta verte, oírte, sentirte, tocarte, abrazarte, besarte y lo que más extraño ahorita; es no poder olerte. ¡Gracias por ser mi papá!

Una publicación compartida por Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) el

0
comentarios
Ver comentarios