Deportes

“Amo a Chivas, no quería salir y ojalá pueda regresar”: Alan Pulido

Alan Pulido@alanpulido

Alan Pulido confesó que extraña mucho a las Chivas por todo el cariño que la afición le manifiesta.

México.- Ilusiónense, “chivahermanos”. Alan Pulido afirmó que ama a Chivas y que espera regresar algún día, toda vez que extraña las glorias vividas ahí, como por ejemplo los títulos conseguidos.

Asimismo, Alan Pulido, quien ahora juega en el Kansas City de la MLS, reveló que no quería dejar a las Chivas y menos de la forma en que lo hizo. Sin embargo, se dijo encantado con la idea de que en un futuro pueda regresar a la escuadra tapatía, donde ganó un título de Liga MX y dos de Copa.

“Se extraña ese club al cual pertenecí tres años, con el que gané tres campeonatos y fui campeón de goleo. El cariño de la gente que he recibido. Amo a ese club, yo no quería salir de Chivas y menos de esa forma en cómo se presentó… No me gustó salir, pero no me quedó mucha opción. Por mi encantado de volver, ojalá pueda regresar”.Alan Pulido

Recordemos que el delantero de 29 años dejó al Rebaño Sagrado previo al Clausura 2020 pese a que había sido campeón goleador en el torneo anterior, decisión que fue muy cuestionada por la nación rojiblanca.

No sabe si es un ídolo de Chivas

En la misma entrevista con Unanimo Deportes, Alan Pulido descartó que su salida de Chivas se haya debido a roces con Ricardo Peláez. Y es que reconoció que fue la anterior administración encabezada por José Luis Higuera la que no manifestó interés alguno por renovarle el contrato.

“No tuve bronca con él (Ricardo Peláez), no peleamos ni mucho menos. Hubo pláticas pendientes, desde antes de él, con la directiva pasada ya habíamos hablado para renovar mi contrato y a final de cuentas nunca se llegó a esa plática ni ese acuerdo”.

Ha ocurrido un error al intentar obtener el Tweet. Es posible que haya sido eliminado.

Ahora que está de moda hablar sobre quién fue o no ídolo de tal o cual equipo, el ariete mexicano aseveró que no le corresponde a él decir si es un referente de ese calibre para la afición del chiverío.

“No me gusta idolatrarme a mí mismo es la realidad. Gané todo lo que tenía que ganar todo lo que me propuse. Yo creo que la gente se encargará de decir si me reconoce como un ídolo o como un jugador normal, el cariño que le tomé a la gente y al equipo es algo que no voy a olvidar nunca”.