Opinión

El texto de un padre, empapado en lágrimas

La tragedia de Xsenses, Xcaret o como se llame, conmueve e indigna.
Compartir en
Por Plácido GarzaApril 04, 2021 at 6:36 pm CDT

Las utilidades del Grupo Xcaret son monstruosas

Irreverente

Les platico: uno de mis informantes en Cancún conversó con alguien que ha ocupado puestos directivos medios en Grupo Xcaret, que abrió las puertas de sus centros de atracciones en diciembre de 1990.

Por razones obvias me pidió no mencionar su nombre y antes de entrar al tema me dijo que como a todos los negocios conectados con la rama turística, a éste les pegó durísimo la pandemia.

Todavía formaba parte de ese grupo en junio del año pasado, cuando recibió la encomienda de sus jefes de presionar a las autoridades estatales y municipales de Quintana Roo para que relajaran las medidas que mantenían prácticamente cerrados sus centros de esparcimiento.

Me confió que utilizando los medios y recursos de todos sabidos en México, consiguieron ciertas concesiones por parte directa de las áreas de salud y turismo del gobierno de Carlos Manuel Miranda González, quien inició su gestión el 25 de diciembre de 2016, en sustitución del ex gobernador Roberto Borge, hoy en prisión acusado de una montaña de delitos que afronta cuatro vinculaciones a proceso.

Miranda González -ex priyista- ganó las elecciones por la coalición del PAN y el PRD, que le arrebató ese puesto que detentó el PRI por 41 años.

Mi informante me asegura que las utilidades del Grupo Xcaret son monstruosas, comparadas con las que registran otros negocios contra los que compite. Casualmente, mi "Deep Throat" quintanarroense ocupaba un puesto medio en el área de finanzas y tenía a su cargo el área de relaciones públicas o institucionales.

Tienen un área legal pero la mayoría de los casos gordos los ve un despacho de abogados de la CDMX, cuyo nombre me reservo, por ahora.

Dicho despacho fue el que llevó la voz cantante en el manejo de la papelería que el centro Xsenses le hizo firmar al Dr. Miguel Luna Calvo, reconocido cardiólogo de Durango, otorgando su perdón y eximiendo de cualquier responsabilidad a los dueños, administradores y operadores de ese parque de diversiones, por la muerte de su hijo de 13 años.

Mi fuente de información me dijo que los mandamases de Xcaret son Carlos Constandse Madrazo, vicepresidente; Marcos Constandse Redko, VP de Administración y Finanzas; y David Quintana Morones, VP de Estrategia y Desarrollo.

Ellos forman parte de la transición generacional del Grupo, fundado por sus principales propietarios, Carlos Constandse y Miguel Quintana Pali.

Junto con los hermanos Oscar, Marcos y Carlos Constandse, Miguel Quintana Pali logró concretar en la Riviera Maya el parque Xcaret y de ahí vinieron Xel-Há, Xplor, Xplor Fuego, Xenses y Xoximilco; el Hotel Xcaret México y los operadores de tours Xichén, Xenotes, Xichén de Luxe, Xichén Clásico y Cobá Tulum, más el restaurante La Casona de Valladolid y el Hotel Xcaret.

Bueno, ahora que ya sabemos quienes están detrás del lugar donde perdió la vida el hijo del Dr. Miguel Luna Calvo, le cedo la palabra en esta irreverente columna que como verán, no tiene pelos en la lengua para mencionar el santo y seña de nombres que a toda costa están presionando a los medios de comunicación para que se les mencione... y publicar sus fotos, pfff, menos. Abro comillas:

“Fuimos a Cancún a festejar por vencer al COVID-19 en enero, pero mi hijo murió en el parque acuático ‘Xenses de Cancún’. Mi hijo, de 13 años, perdió la vida en una trampa mortal que está en el parque acuático Xenses, del grupo Xcaret".

Dr. Miguel Luna Calvo, papá de Leo

Leo fue succionado en la atracción "Río de lodo" en Xcaret

Esto fue el pasado sábado, 27 de marzo, aproximadamente a las 16:00 horas. Fue en la atracción conocida como ´río de lodo´, donde estaba la tapadera abierta que succionó a mi hijo.

El se fue a una especie de hoyo e hice todo lo posible para rescatarlo y después, brindarle los primeros auxilios, como respiración boca a boca y reanimación.

Mientras tanto, llegaba personal de la Cruz Roja, pero sin el material básico, ni siquiera oxígeno llevaban. Esta fue la primera negligencia, pues el personal del parque no está preparado para cubrir una emergencia de tal magnitud.

Llegamos al hospital Amerimed y mi hijo necesitaba un catéter, pero no se lo pusieron. Yo me ofrecí a ponérselo, como médico cardiólogo; es mi especialidad, soy experto en eso y no me dejaron; pedí ahí trasladar a mi hijo a la Ciudad de México vía ambulancia aérea y tuve unas diferencias con el personal médico del hospital; no me dejaron, me dio la impresión que no querían que mi hijo saliera de Quintana Roo”.

Mi hijo falleció a las 11:50 hrs.

Yo ya estaba en contacto con médicos en la Ciudad de México; al siguiente día, el domingo 28, a las 11:50 horas mi hijo falleció.

Fuimos a Cancún mi esposa y mis cuatro hijos, una de 20 años, uno de 18, una niña de 11 y mi hijo fallecido, de 13.

Estaba en el carril izquierdo en el río Salado y al final en una especie de círculo que aspira el agua para que circule; lamentablemente cayó al hoyo.

Cuando quise activar mi seguro médico de gastos mayores para pagar la cuenta del hospital, no se me permitió; el personal administrativo del hospital me dijo que todo ya estaba pagado.

“No sé quién pagó la cuenta, como que me querían comprar… no se imaginan lo que tardaron para darme el cuerpo de mi hijo, no me lo querían entregar, me pidieron firmar antes un perdón a favor del parque, el cual fue muy condicionado por los asesores jurídicos de Grupo Xcaret”.

Dr. Miguel Luna Calvo, papá de Leo.

Firma bajo presión 

Al ver la salud emocional de mi esposa y al no quererla ver sufrir más, firmé el documento. Me presionaron mucho, estuve más de seis horas en la Fiscalía de Cancún esperando el cuerpo de mi hijo, pero no me querían aceptar que realizara una declaratoria de los hechos; tuve que hablar con el Fiscal Villarreal para que se me permitiera hacer esa declaratoria de hechos.

Al estar frente al féretro de Leonardo, le pedí perdón, y le prometí que su caso no quedará impune, ya que puede sucederle a otro menor.

Acuso directamente a ese centro de atracción como culpables directos de la muerte de mi hijo, y busca que su caso sea conocido a nivel internacional, para que se haga justicia.

La Fiscalía del Estado de Quintana Roo está protegiendo al centro turístico, y ha obstruido la investigación realizada por la abogada que lleva el caso de mi hijo, ya que les ha dado informes erróneos del caso.

Incluso no se ha abierto ninguna investigación por el caso...

Demando la clausura de ese lugar y dejo claro que no busco dinero, pero sí que se clausure ese parque, para evitar que otras personas sufran un percance igual." Cierro comillas.

Leo fue sepultado el pasado lunes. Era alumno del Instituto Cumbres, de Durango.

El hastag #JusticiaparaLeo ya es tendencia mundial.