Columnas

Mito 16: “Tengo Otros Datos”

AMLO en la conferencia mañaneraPresidencia/Cuartoscuro

AMLO y los "otros datos" como su verdad absoluta; una plena descalificación a las verdades documentadas.

AMLO, la 4T y sus fieles discípulos consideran los “otros datos” como verdad absoluta que proviene de sus deseos, fantasías, imaginación y una sed de revanchismo mientras ven datos duros y verificables como amenazantes y falsos.

El compañero presidente y camarada, siempre busca descalificar cualquier, hecho, dato duro, estadística que alguna institución profesional, independiente e incluso gubernamental o internacional que ponga en duda sus dichos mañaneros.

Su dicho “tengo otros datos” se ha convertido en su mayor pantalla para zafarse de cualquier tema incomodo del cual no tiene defensa, y busca con ello descalificar verdades documentadas con dichos y mitos fantásticos que lo único que hacen es desviar la atención de una realidad contundente.

Los otros datos de AMLO

En junio de 2019, sin pandemia, sin crisis económica, el IMSS dio a conocer que durante mayo de ese año se crearon 3 mil 983 empleos, cifra que representó una caída de 88.27% frente al mismo mes de 2018, cuando se crearon 33 mil 966 puestos de trabajo. AMLO dijo tener otros datos y descalificó las cifras del IMSS que le proporcionó, el titular de esa dependencia, Zoé Robledo.

Descalificando al IMSS como fuente de información comentó: 

“Si se consideran los puestos creados en esos programas, cambian completamente el resultado (…) Yo tengo otra información, yo tengo otros datos. Es parte de mi trabajo… ¿Por qué voy a aceptar un cuestionamiento si no tienen fundamento, si no hay argumentos, si está sesgado, si es tendencioso?”.AMLO.

En diciembre de 2020, INEGI reportó que el Covid-19 no dejará vivir más de un año a dos de cada tres empresas y que “más de un millón de comercios han cerrado” y se espera que existan más en los próximos meses. Esto no le gusto a AMLO quien respondió que no le preocupa porque: “tengo otros datos”.

La respuesta fue la demagogia: “Ya hemos informado como vamos recuperándonos poco a poco. Lo dije en el informe, en abril cayó la economía, mayo, junio, julio y empezamos la recuperación en agosto y vamos avanzando”. Es su palabra, “palabra del señor”.

En economía, al inicio de su gobierno, reprochó a Bank of America que estimó un crecimiento para ese año del 1%. AMLO respondió: 

"Yo tengo otros datos y respeto desde luego quienes sostienen que no vamos a alcanzar nuestras metas de crecimiento económico, pero estoy seguro que nos va a ir muy bien".AMLO.

Un año después al inicios de 2020, con los resultados del 2019 donde no sólo no se alcanzó la meta de crecimiento de Bank of America, sino que se registró un decrecimiento económico que reporto de manera oficial el INEGI, entonces dijo que "ya se esperaba", y afirmó tener “otros datos” en los que asegura que aunque no haya crecimiento, hay desarrollo y bienestar. “Palabra del señor” y ¿sus otros datos?

En materia de seguridad, el periodista Jorge Ramos cuestionó a AMLO en mayo de 2019 sobre el aumento de homicidios en los primeros tres meses del año, basado en cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a lo que el presidente contestó: “No, yo tengo otra información”.

"¿Cuándo va a haber resultados en seguridad? ¿Está dispuesto a cambiar su estrategia de seguridad? ¿Por qué no cambia a su gabinete de seguridad que no le ha dado buenos resultados?", cuestionó el periodista Jorge Ramos (@jorgeramosnews) a @lopezobrador_ en la mañanera. pic.twitter.com/3W1MWmEyVM

— El Financiero TV (@ElFinancieroTv) January 15, 2020

En agosto de 2019 la prensa preguntó a AMLO sobre un informe de la Secretaría de Hacienda que reconocía que el Gobierno Federal tuvo un subejercicio del gasto público de 174,000 millones de pesos. La respuesta: 

“Tengo otra información. Tengo información de que está bien el ejercicio del presupuesto”.AMLO.

El último pataleo

Lo peor se presentó hace unos cuantos días, cuando la Auditoria Superior de la Federación, entregó su reporte sobre la fiscalización a la Cuenta Pública de 2019, la misma instancia que detectó en el gobierno de Enrique Peña Nieto las irregularidades en lo que después se conoció como la estafa maestra, la que tanto ha explotado mediáticamente AMLO para demostrar la corrupción de su antecesor.

La Auditoria Superior de la Federación señaló que el costo por cancelar el aeropuerto en Texcoco superó los 331 mmdp, una cifra 232% más elevada que la planteada por el gobierno actual, quien aseguró que la suspensión le costó al erario 100 mmdp, cuando para concluirlo solo faltaban 120,000 mmdp.

Pero en realidad, no sólo fue la pifia en la cancelación del NAIM, lo que tanto molestó a AMLO. De un total de mil 358 auditorías entregadas en la Cámara de Diputados del Informe General de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año de la administración de AMLO, destacan observaciones por 67 mil 498 millones de pesos, de los cuales hay casos verdaderamente escandalosos como el gasto en la cancelación del aeropuerto de Texcoco y las omisiones encontradas en el aeropuerto de Santa Lucia, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

Sobre este asunto, AMLO montó en cólera, y no sólo dijo que tiene otros datos, sino que prácticamente amenazó al auditor para que rectificara, prácticamente lo emplazó a retractarse: 

“Pues sí exageran. Y no sólo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí; y ojalá y lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación, porque le están dando mal la información a nuestros adversarios y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas… Entonces, me gustaría que ellos aclararan sobre ese dato, que está mal, es exagerado”.AMLO.

Lo que sucedió, fue que horas después se cayó la pagina de la Auditoria Superior de la Federación y publicaron un comunicado en el que se retractaban e indicó que hay inconsistencias en el cálculo realizado durante la revisión de la cancelación del NAIM, por lo que se está realizando una revisión exhaustiva.

Los otros datos de AMLO han quedado como grandes mentiras y se han convertido en “mitos fantásticos” ya que solamente él conoce sus otros datos, que traduce en pura demagogia.

Lo más lamentable es que millones de sus seguidores ya dan su palabra como divina y con ellos pintan un panorama falso de la realidad de millones de mexicanos a los que solo les ha empeorado su situación.