Columnas

Una breve recreación con lenguajes, nombres y títulos de series y programas de TV de hace más de 50 años.

Hace unos días, en conversación con amigos y amigas de la infancia, a través de redes sociales digitales, nos planteamos estas preguntas, entre otras: ¿Cómo era la cultura televisiva durante las décadas de los años 60´s, 70´s y 80´s, en México? ¿Por qué eran tan importantes la producción y distribución de programas y series de televisión, sobre todo las dirigidas hacia las niñas y los niños de esa época? ¿Qué tanto, ante la carencia de producción televisiva local, mexicana o latinoamericana, se importaban estos programas y series desde diferentes naciones y polos industriales?

No obstante lo anterior, es importante reconocer el trabajo de los actores y actrices mexicanos que participaron en estos formidables doblajes, puesto que ellas y ellos le dieron vida y corazón a muchos y muchas de las y los personajes que conocimos por medio de la TV.

En lo que sigue, comparto una redacción breve que juega e informa; informa y juega con esos lenguajes y recreaciones literarias que fueron llevadas a la pantalla chica con enormes recursos económicos y grandes talentos artísticos. Es eso justamente: Una recreación y un homenaje a la vez. Una pequeña colección con lenguajes, nombres y títulos de series y programas que no parecen tener otra explicación más allá de la creatividad, el mercadeo y la colonización intercultural.

I

El Dr. IQ preguntó “¿Saben algo sobre esos programas y series?”, (“arriba a mi izquierda”)… el público callado. Nadie recordaba los nombres de los programas o series de TV de las décadas de los 60´s a los 80´s, con doblajes realizados en idioma español, en México.

II

Es probable que la mayoría de esos nombres y de los personajes fueran creados durante la escritura de los guiones de doblaje. Por lo tanto, los nombres originales, casi todos en inglés, eran diferentes. Pero nosotros, las y los niños en México de esa época, crecimos con la cultura del doblaje para la TV, que además era de gran calidad teatral tanto para la tragedia como en la comedia.

El hombre araña es Spiderman. Los Picapiedra, The Flinstones. Los supersónicos, The Jetsons. Mi Bella Genio (título en inglés, “I Dream of Jeannie”) es una serie de televisión estadounidense que fue emitida por la cadena NBC a lo largo de cinco temporadas, entre 1965 y 1970.

Y así sucede con muchos de los títulos o los nombres de las series, y de sus protagonistas o personajes, que llegaron de EU, Europa y Japón desde finales de los años 60 y hasta los años 80, principalmente.

La Niñera (título original en inglés, The Nanny) es una comedia de situación estadounidense. Se emitió desde el 3 de noviembre de 1993 hasta el 23 de junio de 1999 en la cadena CBS, durante seis temporadas consecutivas. Fue protagonizada por Fran Drescher, quien interpretó a Fran Fine, una encantadora y simpática residente de Queens de origen judío, que por accidente se convierte en la niñera de tres niños de clase alta de Nueva York (WP).

III

La señorita Cometa dijo que sólo sabía que los Invasores se habían ido por el Túnel del Tiempo, que mi Bella Genio se hizo como la Niñera, Nanny Fine, debido a que fue Hechizada. Los Monsters, los Locos Adams y los Beverly Ricos decían que por eso (un hechizo) Tarzán, Batman, Robin, Súperman y el Hombre Araña eran Intocables.

En ese momento llegó el Súper Agente 86, como un Meteoro, con su compañera, la Agente 99, junto con Magnum y el Hombre Biónico para ayudar. Venían desde Hawaii 5-0, a través de un Viaje en el fondo Submarino, con escala en Dallas. 

Tampoco el Llanero Solitario y Toro, ni Custer sabían nada sobre esos programas ni series. Él dijo que sólo conoció a Daniel Boone en el Chaparral y que luego lo vio en una fiesta en Bonanza, que en esa época estaba llena de Supersónicos que, además, estaban Perdidos en el Espacio. Por eso ya nadie recuerda a Don Gato y su pandilla, al Oso Yogui, a los Picapiedra, a la familia Patridge, a Archie y sus amigos, a la Pandilla de Alfalfa ni a los Jackson Five.

El Sr. Rajuela, Pebbels, Robotina, Astro, el Santo y la Pantera Rosa pidieron que se hiciera una investigación.

IV

“Viaje al fondo del mar”, en México se tradujo como “Viaje en el fondo submarino”, (título original en inglés, Voyage to the Bottom of Sea) es una serie de televisión estadounidense, de aventuras submarinas y ciencia ficción, de la década de 1960 que se basó en el filme homónimo de 1961 (WP).

V

El Avispón verde y Kato, así como Starky y Hutch andaban en lo mismo. Otros que estaban perdidos eran Ultraman y Godzila, Silvestre y Piolín, Maguila Gorila, Juancho Lagarto, el Oso Yogui y Bubu; el policía Elliot Ness y una niña de nombre Heidi.

Por allá, en la tribuna del estudio, que se transmitía en vivo, con el patrocinio de Chocolates “La Azteca”, Pedro Bello, Pier Nodoyuna y Patán, Penélope Glamour con Popeye, que se desesperaba con Olivia y le tenía miedo-coraje al Brutus, se veían uno al otro sin contestar. 

El Hombre de Acero, Flipper, Lassie, Rin-tin-tin, Mi Marciano Favorito y los Thunderbirds estaban pálidos porque no sabían tampoco qué contestar... 

Mientras tanto Acuaman, los Bannana Split, Tarzán y Jane, así como el Oso Ben, Mr. Ed, Los Monkies, Los Fantásticos, Maya, la elefanta, El Fugitivo, Telly Savalas, Kojak, y los Muppets, que estaban en un Combate, pero no del tipo de Kung Fu, se veían preocupados porque nadie contestaba a la pregunta del Dr. IQ. En familia, con Chabelo, a los participantes se les ofreció una catafixia para saber si con eso se definían y entregaban los regalos del juego de Juan Pirulero (Luis Manuel Pelayo).

¿De dónde salieron todos esos nombres y títulos de series o programas de televisión? ¿La creatividad nativa de sus productores se multiplicó con los distribuidores, a través de las y los escritores de los guiones en español, así como con la participación de actores y actrices que les dieron sus voces y vida a las y los personajes?

Total, después un amplio interrogatorio, nadie sabe y nadie supo qué programas de TV y doblajes geniales veían y escuchaban las niñas y los niños en esos tiempos de hace más de 50 años.

[email protected]