Columnas

La pandemia del odio

No es tan sencillo como deshojar una margarita diciendo hasta llegar al último pétalo: “Ha resultado ¿bueno, malo, regular?”.Internet

Una comunidad de detractores de la 4T en Facebook que mediante sus publicaciones propicia un discurso de odio contra López Obrador.

“Construcción del odio en redes sociales”

En su libro En el enjambre (Herder, pp. 76-77) Byung-Chul Han apunta:

“La comunicación digital no solo asume forma de espectro, sino también de virus. Es infecciosa porque se produce inmediatamente en el plano emotivo o afectivo. El contagio es una comunicación poshermenéutica, la cual no da propiamente nada a leer o a pensar. No presupone ninguna lectura, que solo puede acelerarse en medida limitada. Una información o un contenido, aunque sea con muy escasa significación, se difunde velozmente en la red como una epidemia o pandemia. No la grava ningún peso del sentido. Ningún otro medio es capaz de este contagio a manera de virus.”

En su informe número dos de la serie “Construcción del odio en redes sociales”, el Colegio de México advierte:

1.- “La antipatía de algunos grupos opositores al presidente López Obrador ha generado el surgimiento de comunidades en redes sociales cuyo discurso fomenta el odio. Es el caso del grupo de Facebook ‘Frente común anti-AMLO’.”

2.- “Este caso ilustra la presencia de una comunidad de detractores de la 4T en Facebook que mediante sus publicaciones propicia un discurso de odio. Esta comunidad se caracteriza por compartir mensajes que atacan con lenguaje agresivo a Andrés Manuel López Obrador.

Obrador, a MORENA y a simpatizantes de la 4T. También ejemplifica la conformación de cámaras de eco en plataformas digitales que, mediante la reafirmación de los valores de los usuarios, atraen nuevos miembros a la comunidad de opositores a la 4T y en consecuencia se ensanchan las filas de los emisores del discurso de odio.”

3.- “El número de miembros del grupo aumentó considerablemente, al pasar de 12,758 en marzo de 2020 a 33,263 en marzo del presente año, lo que representa un crecimiento del 160.72%. Dicho aumento coincidió con el fortalecimiento de una comunidad de opositores de AMLO caracterizada por el discurso de odio.”

4.- “La misma muestra de 7,201 publicaciones hace evidente que la mayoría de los ataques se dirigen al presidente de la República, refiriéndose a él como ‘basura’, ‘pendejo’ o ‘el cacas’, y empleando hashtags como #AMLOenfermomental #Amlocausto y #Lopezgenocida. La prevalencia de estos insultos retrata la estrategia de descalificación, como se ilustra en una de sus publicaciones más populares con fecha del pasado 26 de febrero.”

5.- “La difusión de mensajes de rechazo a AMLO para aumentar el número de miembros es similar al comportamiento de otros veinte grupos en la red social Facebook. Juntos conforman una comunidad de usuarios opositores a la 4T, que coinciden gracias a las cámaras de eco que propician las plataformas digitales.”

6.- “La empresa Facebook tiene una definición demasiado amplia de lo que constituye el discurso de odio y su estrategia de disuasión se enfoca en contrarrestar el uso de lenguaje violento o deshumanizante. Sus esfuerzos incluyen ciencia de datos para la detección de tal lenguaje y la consecuente eliminación de la plataforma de esos comentarios. 

Al mismo tiempo monitorea ‘actividades coordinadas inauténticas’, es decir, el uso de cuentas falsas y automatizadas enfocadas en la manipulación de la opinión pública. Con los actuales términos de uso, la empresa justifica su omisión en la propagación de discurso de odio porque considera auténticas las expresiones de ‘rechazo’ vertidas, es decir, hay indicios de que son personas, y no bots, quienes están detrás de ellas.

7.- “En México, las cámaras de eco de las plataformas digitales pueden propiciar la conformación de comunidades de odio toda vez que son una fuente para captar la atención de simpatizantes de políticos y partidos. Muchos de ellos guardan un silencio ominoso frente a discursos de odio y desinformación animados por el potencial beneficio que les puede redituar entre sus bases.”

El informe del “Seminario sobre violencia y paz” tiene fecha del 5 de abril de 2021. El monitoreo se dio entre el 23 de febrero y el 23 de marzo de 2021, cuando se registraron 7,201 publicaciones.

“Ninguna jerarquía inequívoca separa al emisor del receptor. Cada uno es emisor y receptor, consumidor y productor a la vez. Pero esa simetría es perjudicial al poder. La comunicación del poder transcurre en una sola dirección, a saber, desde arriba hacia abajo. El reflujo comunicativo destruye el orden del poder. La shitstorm es una especie de reflujo, con todos sus efectos destructivos”, nos dice Byung-Chul Han (p. 12).

La tormenta de mierda… ¿y las benditas redes sociales?