2 de agosto de 2021 | 07:39
Opinión

¿Qué pasó con el empleo en Estados Unidos?

La recuperación de la pandemia en Estados Unidos va a ser inestable. Va a ser un viaje lleno de baches.
Joe Biden
Compartir en

Hay muchas personas que no quieren volver a trabajar en espacios cerrados.

La noticia no fue la que todos esperábamos el viernes pasado. Se suponía que la economía de Estados Unidos agregaría alrededor de 1 millón de nuevos empleos en abril. Sin embargo, sólo fueron 266,000, según el informe del gobierno sobre el mercado laboral. Todos recordamos cuando el Presidente Joe Biden dijo que había un robusto aumento de 916,000 puestos de trabajo de marzo. Pues eso se redujo a 770,000.

¿Fallaron las expectativas o las predicciones? ¿Será un gran revés para las esperanzas que muchos tenían sobre una rápida recuperación del mercado laboral, junto con la gran reapertura económica de Estados Unidos?

Esto dejó preocupados a muchos observadores de las políticas públicas. Sin embargo, los mercado reaccionaron bien. Hay signos vitales de la economía de Estados Unidos que nos llevarían a concluir que la situación del empleo no es tan grave por las cifras de un mes.

¿Por qué? Lo que vivimos el año pasado no fue ni un desequilibrio estructural ni una burbuja financiera, sino una histórica pandemia que paró la economía. Ahora sabemos que los casos de Covid-19 han bajado y las vacunas se han aplicado permanentemente a un número extraordinario de estadounidenses. El indicador de los que están siendo despedidos ha caído de manera constante en las últimas semanas. La confianza del consumidor está en su máximo en un año. El mercado de la vivienda está en auge.

Entonces, ¿dónde están los empleos? De acuerdo con la teoría, el mercado laboral se debía haber recuperado rápidamente por el fuerte apoyo fiscal y los sólidos fundamentos económicos. La lógica nos diría que el crecimiento debería despegar.

No soy economista. Por eso quiero encontrar las explicaciones de lo que ocurrió en abril con el empleo en Estados Unidos. Por lo que he leído, hay varias teorías:

Teoría 1

Gracias a los beneficios federales de desempleo, muchos trabajadores pueden vivir cómodamente con el dinero que les da el gobierno y eso los ha llevado a esperar mejores condiciones de las que los empleadores están dispuestos a ofrecer.

Los republicanos y los grupos conservadores dicen que las generosas prestaciones por desempleo son las culpables de la desaceleración. Pero hay datos contradictorios que no validan esta teoría. Los salarios medios por hora aumentaron un 0.7 por ciento. Si los empleadores sufrieran una grave escasez de mano de obra, esperaríamos ver una mayor presión al alza tanto en los salarios como en los precios. La oferta de mano de obra se expandió el mes pasado. El número de estadounidenses que buscaban trabajo aumentó en 430,000. Por otro lado, el sector del ocio y la hostelería agregó más puestos de trabajo en abril que en marzo.

Teoría 2

Las escuelas y las guarderías no han reabierto por completo, y esto impide que muchas madres regresen a la fuerza laboral. El hecho de que la participación de la mujer en la fuerza laboral disminuyó el mes pasado sugiere que éste fue un factor relevante. Incluso cuando el empleo general aumentó, la participación femenina en la fuerza laboral se redujo en 64.000. El cuidado de los niños recae desproporcionadamente sobre los hombros de las mujeres.

Teoría 3

Los cuellos de botella de las cadenas de suministro están limitando la producción en algunas industrias. En abril fue difícil conseguir insumos clave para la producción. La escasez mundial de semiconductores limitó la producción de automóviles. La escasez de madera y acero pudo haber deprimido el crecimiento del empleo en la industria de la construcción.

Teoría 4

Son imperfectas las metodologías estadísticas del gobierno. La fórmula del "ajuste estacional" del gobierno podría quedar obsoleta en la era de Covid. El informe de empleos no transmite los resultados brutos de la encuesta de empleo del Departamento de Trabajo. El gobierno hace ajustes estacionales a sus datos brutos. Varios economistas y analistas financieros han argumentado que Covid rompió la fórmula del gobierno: la discrepancia entre el total de empleos sin procesar de abril y el desestacionalizado no fue mayor de lo habitual. Y la cifra bruta fue en sí misma más baja de lo que habían anticipado los economistas.

El reportero del The New York Times, Ben Casselman, dijo: 

“A primera vista, no tengo ni idea de qué hacer con el informe laboral. No sólo que es débil, es desconcertante. Para empezar, la fuerza laboral en realidad creció en 430,000, más que en marzo, que no es lo que cabría esperar si los trabajadores se quedaran en casa. El desempleo creció porque más personas buscaban trabajo”.

Al mismo tiempo, la industria del ocio y la hostelería en realidad agregó más puestos de trabajo en comparación con marzo: 331,000 nuevos trabajadores en comparación con los 206,000 del mes anterior.

Teoría 5

Se necesita tiempo para que un mercado laboral se recupere de una pandemia (que en realidad no ha terminado). Tal vez subestimamos la dificultad de salir de un paro de una economía pandémica. El alto nivel de pérdida de puestos de trabajo entre los trabajadores de las tiendas de comestibles y los mensajeros es revelador. Durante el año pasado, Covid reformó el mercado laboral de acuerdo con los peculiares patrones de consumo de una crisis de salud pública. La demanda de comidas en persona cayó, mientras que la demanda de comestibles para entrega a domicilio aumentó. A medida que disminuye la amenaza de un virus mortal, los consumidores están volviendo a sus hábitos anteriores a la pandemia. Y eso significará mucho desplazamiento laboral en sectores que habían prosperado durante la pandemia.

Teoría 6

Los trabajadores de oficina no han regresado masivamente a sus torres de vidrio y no está claro si la demanda de bienes raíces comerciales, y de las empresas que atienden las necesidades de las sedes corporativas, volverá a sus niveles prepandémicos. Hay muchas personas que no quieren volver a trabajar en espacios cerrados (5,000 estadounidenses murieron de Covid en la última semana). Otro problema es que, a pesar del aumento significativo de las vacunaciones, una gran proporción de la población aún no está vacunada y la pandemia está lejos de terminar.

La demanda de viajes aéreos también está muy por debajo de la norma anterior a Covid. En la medida en que la normalización de las conferencias Zoom reduzca permanentemente la prevalencia de los viajes de negocios, las aerolíneas podrían sufrir ajustes dolorosos.

Teoría 7

El Presidente Joe Biden puso en perspectiva el informe de empleo: “La pandemia es única en un siglo y la crisis económica única en una generación. No se trata de un sprint, sino de un maratón”.

“Francamente, nos estamos moviendo más rápido de lo que pensé. Pero cuando aprobamos el Plan de Rescate Estadounidense, quiero recordarles a todos que fue diseñado para ayudarnos en el transcurso de un año, no 60 días”.

“Hoy en día, hay más evidencia de que nuestra economía se está moviendo en la dirección correcta, pero está claro que tenemos un largo camino por recorrer. En total, nuestra economía ha agregado más de 1,500,000 nuevos empleos desde que asumí el cargo. Esa es la mayor cantidad de empleos creados en los primeros tres meses de cualquier presidencia en nuestra historia”.

“Todavía estamos saliendo de un colapso económico que nos costó 22 millones de puestos de trabajo. Cuando llegamos, heredamos un año de profunda crisis económica y mala gestión del virus. Por eso el Plan de Rescate Americano es tan importante. Nuestra economía todavía tiene 8 millones de empleos menos que cuando comenzó esta pandemia”.

“El Plan de Rescate es solo eso: un plan de rescate. Es para que volvamos a donde estábamos. Pero eso no es suficiente. Tenemos que reconstruir mejor. Es por eso que necesitamos el Plan de Empleo Estadounidense que propuse”.

---

Lo que claramente nos dicen todas estas teorías es que debemos esperar que el presidente Joe Biden y su equipo económico redoblen su argumento a favor de un paquete de infraestructura y gasto social de más de 4 billones de dólares. La recuperación de la pandemia en Estados Unidos va a ser inestable. Va a ser un viaje lleno de baches. Lo que vimos fue sólo un informe. Un mes no marca una tendencia. Las cosas generalmente van en una buena dirección, pero habrá fricciones.