20 de septiembre de 2021 | 11:51
Opinión

Alfabetización energética

La iniciativa del Presidente López Obrador que busca modificar la Ley de Hidrocarburos también viola la Constitución.
AMLO en su conferencia mañanera
Compartir en

Ley de Hidrocarburos

Diputados de Morena y PT rechazaron realizar un parlamento abierto para la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador que busca modificar la Ley de Hidrocarburos. Me parece curiosa la argumentación que dieron para negarse a escuchar a todos aquéllos que tienen un interés legítimo en el tema: 

“Esta reforma representa sólo una actualización y armonización a los permisos y no a un cambio de paradigma en el sector energético”.

La instrucción de no cambiarle, ni una coma.

La Comisión de Energía, que preside el diputado de Morena, Manuel Rodríguez, montará solamente una mesa de diálogo, el próximo martes 6 de abril, de manera virtual, donde hablará un experto independiente por bancada.

Todo indica que, al igual que en el caso de la Ley de la Industria Eléctrica, los legisladores de Morena de ambas Cámaras tienen la instrucción de no cambiarle ni una coma a la iniciativa del Presidente. Es lamentable.

La iniciativa sobre hidrocarburos también viola la Constitución. Se refleja la intención de que el gobierno tenga una intervención directa y controle el sector de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos, favoreciendo a Pemex sobre los demás participantes del mercado. De nuevo, el gobierno promueve el cambio de reglas del juego y la discrecionalidad.

Faculta a la Secretaría de Energía y a la Comisión Reguladora de Energía para que suspendan los efectos de un permiso concedido a una empresa privada, bajo el argumento de preservación de la seguridad nacional y la economía energética. Ante una suspensión, las autoridades podrán hacerse cargo de la administración y operación del permisionario.

La iniciativa sustituye la figura de positiva ficta por la de negativa ficta cuando transcurra el plazo previsto en la ley para que la autoridad dé respuesta a las solicitudes de expedición de permisos. Limita la competencia en el mercado energético, lo cual se traducirá en un alza en los precios de gasolina y gas. Se incumplen obligaciones internacionales y se inhibe la inversión privada nacional y extranjera.

En fin, con la disciplina partidista que les caracteriza, los legisladores de la 4T harán realidad una extraña visión y un nuevo paradigma: fortalecer a la CFE y a PEMEX es más importante que proteger al pueblo de México.

AMLO ve a la política como el béisbol

En la vida de un legislador, tarde o temprano siempre llega el dilema: tiene que decidir si seguir sus creencias personales, la disciplina del partido o los deseos de su electorado.

Parece que AMLO ve a la política como el béisbol, cree que sólo depende de la confianza mutua, de la estrecha cooperación de todos los miembros del equipo y de la seguridad de que cada individuo desempeñará su papel asignado.

Las bancadas de la 4T siguen fielmente la regla no escrita de la disciplina partidista. Los legisladores están obligados a poner a un lado lo que ellos creen cuando entra en conflicto con las decisiones tomadas por el líder único de su partido.

El disentimiento, a veces, se puede expresar en privado. A veces lo filtran a los medios. Vemos con asombro que hay más rivalidades dentro de Morena y sus aliados que con los partidos opositores. La lealtad y la disciplina pagan. La desobediencia y la insubordinación son reprendidas.

Ayer leí un extraordinario artículo en “Eurasia Review”, aquí. 

Ronald Stein escribe que “no hay una bala de plata sobre el tema de la energía”. Stein nos invita a comprender los pros y los contras de las opciones de energía hidroeléctrica, renovables, combustibles fósiles y nuclear.

“Con un poco de alfabetización energética, la gente puede darse cuenta de que no hay una solución milagrosa para todas las necesidades energéticas de la humanidad”

Ronald Stein

¿Cómo lograr la prosperidad cuidando la naturaleza?

Desafortunadamente, dependeremos de nuestros líderes gubernamentales para poder tener la oportunidad de cambiar el vehículo de combustión interna por un vehículo eléctrico y beneficiarnos de la electricidad de generación eólica y solar en lugar de la de carbón.

La pregunta que siempre nos hacemos es cómo se puede lograr la prosperidad y al mismo tiempo cuidar la naturaleza. Creo que eso no importa mucho a los legisladores de la 4T. Hablan como pericos del pasado, del neoliberalismo, de la corrupción, de la pobreza. Pero no entienden que sus leyes nos van conduciendo por el camino de la pobreza energética. Se niegan a escuchar a los expertos y aprender más.

Stein nos dice en su artículo que: 

“La pobreza energética es una de las crisis más devastadoras pero menos comentadas del siglo XXI. Miles de millones viven con poco o ningún acceso a la electricidad. La electricidad es una de las soluciones más simples para mejorar la salud, las oportunidades económicas, la educación, la nutrición y la comodidad en el mundo en desarrollo, especialmente para las mujeres y las niñas”.

Ronald Stein

Ronald Stein continúa: 

“Desde el descubrimiento de la versatilidad de los productos disponibles a partir de derivados del petróleo y el comienzo de la fabricación y ensamblaje de automóviles, camiones, aviones y equipos militares a principios de la década de 1900, el mundo ha tenido casi 200 años para desarrollar clones o genéricos para reemplazarlos. Los derivados del petróleo crudo, que son el orgien de más de 6,000 productos, son la base de los estilos de vida y las economías de los países más saludables y ricos del mundo”.

Ronald Stein

Urge un curso de alfabetización energética a la 4T

Hace falta que los legisladores de la 4T atiendan humildemente a un curso de alfabetización energética. Los cambios que hicieron en la ley de la industria eléctrica, más los cambios que ahora pretenden hacer en materia de hidrocarburos, tendrán un impacto desastroso en la calidad de vida de la gente. ¿No se dan cuenta que la energía barata y accesible y los productos de combustibles fósiles salvan vidas y son una de las mejores formas de salir de la pobreza?

La mayoría de la gente quiere desesperadamente mucha más energía a un costo menor. La pandemia y la pobreza matan y si los legisladores se niegan a escuchar la voz de los expertos, llegaremos a un momento en que la electricidad y los combustibles serán más caros para los menos afortunados. Eso empeorará la pobreza en México.

No existe una solución "milagrosa" 

Al tener una mejor alfabetización energética, los legisladores podrían comprender más fácilmente que no existe una solución milagrosa para una sola fuente de energía para dar servicio a los 8 mil millones de habitantes del mundo, sino una combinación de todas ellas.

Las opciones energéticas de energía hidroeléctrica, renovables, combustibles fósiles y nuclear, para las diversas condiciones climáticas y de población serían las mejores para el futuro de la sociedad y el medio ambiente.

¿Qué pasaría si los legisladores expresaran lo que piensan? Darían mayor credibilidad a Morena y al Presidente. Alentarían a más ciudadanos a participar. Atraerían más talento. Se restaruraría la fe en la democracia. Se formularían mejores políticas públicas. Se fomentaría el diálogo basado en el respeto mutuo.

El electorado sabrá votar con eficacia.

Sin embargo, parecería que AMLO y los líderes de Morena quieren asegurar una clara distinción entre el gobierno y la oposición. Creen que con eso pueden dar certeza ideológica a los votantes del 6 de junio.

AMLO tiene razón en una cosa: no hay que subestimar a los ciudadanos. Los ciudadanos tenemos un gran poder para tomar decisiones. Ante la crisis de México, hay un partido a quien responsabilizar por las acciones. Si al electorado no le gusta el gobierno, sabrá votar con eficacia. Si no le gusta una política, sabrá votar con eficacia. Si no le gusta un candidato, sabrá votar con eficacia.