Mujer de 360 kilogramos de peso ya tiene vestido de novia para su boda

Mientras personas perfectamente “normales” se quejan de parecer pareja, Susanne Eman, de 360 kilos de peso y que busca volverse la mujer más gorda del mundo rebasando los 500, ya tiene su vestido de novia para su boda.

La mujer, que busca romper el record de Rosalie Bradford como la mujer más gorda del mundo, se va a casar en próximas fechas.

El afortunado hombre se trata de Parker Clack, un tipo de 35 años de edad, de profesión chef, habilidad que usa para intentar saciar el voraz apetito de su prometida.

Eman consume alrededor de 30 mil calorías diarias, más de 10 veces lo que consume una mujer normal.

La rotunda mujer afirma que su vestido no podía ser completamente blanco ya que “garantiza” que lo va a manchar de comida durante su fiesta de bodas.

0
comentarios
Ver comentarios