Le recomendaron dar en adopción a su hija con síndrome de down; ahora es una supermodelo

Kennedy Garcia
Kennedy GarciaInstagram: Kennedy Garcia

Kennedy tuvo que afrontar el cáncer, pero nunca ha dejado de perseguir sus sueños.

Hace 15 años, cuando Kennedy Garcia nació, los médicos y las enfermeras que atendían a su madre Renee, no tuvieron palabras de apoyo y aliento que la ayudaran a superar y entender la noticia de que su hija nació con síndrome de down. Lejos de eso, le sugirieron que la internara en una clínica especializada o que simplemente la diera en adopción

Aún no había salido del hospital con su bebé en brazos cuando el personal médico ya le había dicho que Kennedy no tendría una vida normal y que su calidad de vida sería nula, pues usaría pañales y no podría caminar. Sin embargo, los padres de la pequeña se negaron a escuchar.

Pese a la triste experiencia de escuchar sólo comentarios negativos contra la recién nacida, un rayo de luz iluminó la visión de Renee cuando una  enfermera se acercó para decirle que acababa de tener una bebé hermosa. Ella misma le contó que era mamá de una adolescente de 16 años con síndrome de down que llevaba una vida plena y feliz. 

"Nada le quitó la sonrisa a Kennedy"

Conforme el tiempo fue pasando, Kennedy se convirtió en una niña feliz y siempre con ganas de aprender más, pero la vida aún tenía más pruebas para ella. Cuando tenía cerca de 5 años fue diagnosticada con leucemia y, tiempo después, cuando los médicos la dieron de alta por esta enfermedad, se dieron cuenta de que su columna tenía un problema. 

La cabeza de la niña estaba separándose del resto de su cuerpo y corría riesgo de quedar paralizada así que tuvieron que hacerle una cirugía en la que le implantaron un aparato ortopédico que evitó que la condición siguiera avanzado. Posteriormente, la niña tuvo que quedarse con un halo metálico sobre los hombros que le impedía cualquier movimiento de cabeza. 

MIentras se recuperaba, la niña se divertía viendo videos de baile en Internet; ahí nació esta pasión y apenas estuvo recuperada, Renee la llevó a sus primeras clases. A los 10 años ya competía y ganaba concursos gracias a su disciplina y entrega. 

Actualmente, Kennedy trabaja para la agencia KMR Diversity and Dream Talent Management y ha trabajado en campañas de moda de marcas nacionales como Justice Clothing.

Con información de Metro. 

0
comentarios
Ver comentarios