30 de noviembre de 2021 | 19:43
Histórico

    Promueven reforma migratoria para reactivar economía de EU

    Compartir en

    Washington, 19 Feb (Notimex).- Una reforma migratoria integral que legalice a unos 12 millones de inmigrantes indocumentados será beneficioso para la recesiva economía de Estados Unidos, consideraron hoy activistas.El pago de multas, tarifas por los formularios e impuestos por parte de los beneficiados favorecerá los ingresos del gobierno, dijo en un foro el director de la organización Americas Voice, Frank Sharry.El activista citó un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso que calculó en 2007 que una reforma migratoria costaría al gobierno unos 23 mil millones de dólares pero que los ingresos ascenderían a casi 50 mil millones.Sharry dijo que grupos conservadores han presionado a la base del Partido Republicano para que adopte posiciones en contra de una legalización pero que las pasadas elecciones de noviembre demostraron su falta de influencia.En esa oportunidad, los votantes latinos apoyaron abrumadoramente al demócrata Barack Obama sobre el republicano John McCain e influyeron en una mayoría más sólida de los demócratas en el Congreso, que también favorecen una reforma migratoria.El presidente Obama indicó en días recientes en una entrevista a una radio en Los Angeles que en los próximos meses impulsará una reforma migratoria, como lo prometió durante su campaña por la presidencia.Sharry manifestó que grupos empresariales, religiosos y sindicales, que influyeron en esos esfuerzos, también apoyan un cambio al disfuncional sistema de inmigración, lo cual refleja una tendencia a nivel nacional según indican sondeos recientes.La presidenta del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, se refirió al apoyo de republicanos a una reforma tanto en la Cámara de Representantes, como Lincoln Díaz Balart, como en el Senado, como Mel Martínez.En el reciente paquete de estímulo económico de 787 mil millones de dólares aprobado por el Congreso, la mayoría demócrata necesitó el respaldo de tres republicanos en el Senado para vencer el obstruccionismo de legisladores descontentos con el plan.Murguía reiteró su esperanza de que este año se apruebe una reforma que permita un cambio en la retórica antiinmigrante de varios grupos y responda al apoyo de la participación de los latinos en los pasados comicios.El presidente de la Nueva Red Demócrata (NDN), Simon Rosenberg, manifestó que tanto Obama como el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y la presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi, indicaron "en inglés y español" su apoyo a una reforma."Es hora de que cumplan. Y el mensaje al presidente es: estamos listos", anotó Rosenberg parafraseando un eslogan de Obama durante su campaña.