6 de diciembre de 2021 | 03:16
Histórico

    ¿Por qué lo liberaron?

    Compartir en

    Mis ojos no lo podían

    creer cuando vi la nota por la mañana, y luego de ¿quién? López Doriga (un

    delincuente de la tv) daba la "primicia" (como si de un cruel festejo se

    tratase) de la liberación del delincuente número uno del país, Diego Fernández

    de Cevallos. Famoso por haber exigido la quema de boletas de la elección del

    88, quizá el primer fraude documentado o quizá resuelto si dichas boletas no se

    hubieran quemado a pedido de este defensor de delincuentes. Famoso también, por

    la carretera del amor, los terrenitos en punta diamante, su posición de senador

    a favor del país y litigante a favor de particulares en perjuicio del país,

    contraviniendo las leyes éticas mínimas de la profesión, y tantos y

    tantos juicios en perjuicio de la nación.

    Pero hoy, hoy dicen que lo

    liberaron, después de 7 meses de cautiverio, con la barba crecida y blanca como

    mudo testigo de que sí estuvo cautivo, ¿cómo carambas no?

    ¿Por qué lo liberaron? Eso

    es no amar este país; la infamia de los delincuentes no tiene fin, tan felices

    que éramos de saber que había un delincuente menos en las calles; que le

    robaron al ladrón, alguien conocería foxilandia/fecalandia de verdad, el México

    pujante y vigoroso con un emocionado capitán al frente del navío de gran

    calado.

    Y no, lo dejaron libre, después

    de la fuga de 151 reos en matamoros, los 28 muertos de puebla y no sé cuantos

    decapitados, asesinados, secuestrados mas en todo el país.

    Pero está libre, que

    suenen las campanas, ya no es necesaria la vigilia, dejen de hacer los rezos, apaguen

    las velas, quiten las caras largas y hagan de lado el dolor y la pena que el país

    pasaba porque el jefe diego probó las mieles del país, algunos le dicen

    secuestro, pero para el caso es lo mismo.

    ¿Ahora qué va a hacer

    este delincuente? ¿Va a buscar la manera de recuperar sus 20, 30 millones de dólares

    a costa del erario? ¿Buscará justicia el hombre que vive del sistema de favores

    llamado democracia?

    No quiero ser pesimista,

    pero este hombre vive solo da pavor y miedo porque lo suyo es chingar al prójimo

    y como tal viene la guerra en busca de los culpables, inocentes o no, en medio

    de la sangre, la muerte y sus horrores en el país, no faltará el ejercicio inútil

    de este hombre por aportar su cuota de sangre.