27 de septiembre de 2021 | 19:25
Opinión

Votar en calma, antes de la barbacoa

Este soleado domingo fui a cumplir con mi obligación ciudadana.
Votar en calma, antes de la barbacoa
Compartir en

Los domingos los regiomontanos no perdonamos: se almuerza barbacoa de res (o carnitas de puerco en pocos casos). Levantarse temprano no es religión, aunque antes, hace algunos años, la costumbre era llegar con el periódico envuelto bajo el sobaco y el kilo de barbacoa calientita.

Este soleado domingo fui a cumplir con mi obligación ciudadana, en la casilla instalada en casa de unos vecinos en la Buenos Aires, al sur de Monterrey.

No me tardé ni 10 minutos, contrario a mi esposa, quien se gastó casi una hora en la misma casilla, pero en fila alfabética diferente.

Mis dos hijos mayores y nosotros cumplimos con la obligación.

A lo lejos, el ruido del asalto a unos votantes en una casilla en una plaza comercial, a quienes despojaron de carteras, dinero y pertenencias, y el otro asalto donde se robaron también a punta de pistola las boletas en una casilla del distrito 5 Monterrey, suenan en el ambiente.

Otros relámpagos de la madrugada los iluminaron la captura del ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval y su hija, acusados de operar con recursos de procedencia ilícita.