IRREVERENTE

Les platico:

Todos los medios de Monterrey fueron invitados a la rueda de prensa, todos, pero solo asistieron el del gobierno del Estado y los que representamos Raúl Monter, Paco Peña y un servidor.

Cuando una de las organizadoras me preguntó cuál creía que había sido la razón de tal “vacío” aplicado a la presencia de Cayetana Álvarez, Paco Calderón y María Scherrer Ibarra, junté los 10 dedos de mis manos e hice la señal internacional del miedo.

Cayetana impartirá este viernes 17 una conferencia en la Universidad de la Libertad, después, emprenderá su regreso a España.

No es verdad que venga a calentar la concentración del domingo 19 de la Marea Rosa.

Tampoco promueve a la candidata de la oposición a la presidencia de México.

Platiqué largo y tendido con ella, por eso se los digo.

Comparto en seguida mis apuntes sobre lo que dijo en NL al inicio de esta semana. ¿Arre? ¡Arre!

La verdad es de primera necesidad, como el agua y la electricidad.

  • Sin verdad, no hay democracia, libertad, progreso, seguridad ni nada.
  • Como dijo Abraham Lincoln en una frase que está más vigente que nunca:
  • “Dejen que el pueblo conozca los hechos y el país estará seguro”.
  • ¿Quieren un México seguro? Cuiden y defiendan a quienes buscan la verdad.
  • Con esto en mente, mi más rotundo apoyo a la periodista del New York Times, Natalie Kitroeff y a María Amparo Casar, presidenta de la asociación Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.
  • El hostigamiento de que son víctimas deja en evidencia la retórica autoritaria del miedo que tienen a perder el poder y yo creo que lo perderán.

¿Puede haber democracia sin seguridad?

  • Lo dije en Puebla en mi anterior visita a Puebla y lo digo hoy aquí, porque quiero para los mexicanos lo mismo que quiero para mí:
  • México, este país admirable y formidable con una potencia cultural impresionante, está siendo tomado por el crimen organizado con la complicidad y complacencia de quienes deberían defenderlo.
  • “Abrazos, no balazos”, o más bien, abrazos a los que dan balazos.
  • El slogan es bonito pero el resultado es devastador para la democracia pero sobre todo, para los jóvenes.
  • Miles de mexicanos están matando y muriendo.
  • Miles de jóvenes están dirigiendo su camino hacia los cementerios en el hampa.
  • Esto no solo se debe a los criminales, sino también a los que diseñan y aplican las políticas de seguridad.
  • Cuando un gobierno propaga la falacia de que las cárceles son bastiones de una cultura autoritaria y represiva.
  • Cuando un gobierno permite que criminales queden impunes o peor aún, cuando pacta con ellos.
  • Cuando un gobierno emplea más su fuerza, energía y tiempo en atacar a periodistas y a rivales políticos, que en combatir a la delincuencia, el crimen avanza, prospera, se adueña de las instituciones.
  • Atrae a nuevas vocaciones; se convierte en un atajo para jóvenes desorientados, en un atajo hacia el abismo.
  • Llaman política de abrazos a una mecha letal de convivencia y connivencia con la delincuencia y además dicen que no hay alternativa.
  • Sí la hay.
  • México no está condenado a sufrir más de 30,000 asesinatos al año. Ciento ochenta mil en este sexenio.
  • México no está condenado a sufrir 150,000 desaparecidos y a sus familias buscándolos.
  • México no está condenado a ser el cortijo de los cárteles ni a convertirse en un narco-Estado.
  • El crimen organizado sí puede ser derrotado. Solo hacen falta dos cosas:
  1. Un presidente o presidenta sin miedo.
  2. Jóvenes rebeldes que enfrenten a la violencia y a la resignación.
  • Reclamen en su máxima contundencia la vinculación del gobierno con las mafias y los cárteles.
  • Exijan a sus gobiernos instituciones limpias y calles seguras.
  • No permitan que nadie, por incapacidad o interés personal destruya la democracia que sus padres,  con tanto amor y sacrificio les legaron.
  • Sin seguridad no hay nada, ni libertad ni progreso ni el progreso más elemental.

¿Cómo salir de la pobreza y abrazar una vida mejor?

  • ¿Puede haber éxito sin esfuerzo?
  • Algunos casos hay. Ahí están, en Tiktok, tan espectaculares y tan efímeros.
  • El progreso de verdad tiene raíces: el estudio, el trabajo, el esfuerzo y la concentración.
  • Hace poco en España reformaron los procesos educativos para rebajar la exigencia en los colegios: menos exámenes, más fáciles e imponer asignaturas blanditas.
  • Por ejemplo, las matemáticas socio-emocionales con perspectiva de género.
  • Con esto tiemblan los chinos o los coreanos.
  • Lo saben muy bien los empresarios de Monterrey, que están entre los mejores del mundo.
  • Las empresas compiten salvajemente para captar talento. Pero primero tiene qué haber talento.
  • Pero a este ritmo cada vez habrá menos.
  • Uno de los efectos más nocivos que existen es la destrucción de la figura del experto.
  • Lo derriban de su pedestal.
  • El periodista se convierte en twittero.
  • El diputado, en un simple palmero, por el uso frenético de sus palmas en las sesiones del Congreso.
  • El científico, en curandero.
  • En cambio, el influencers se convierte en un preceptor o maestro.
  • El tiktoker es el oráculo y cualquiera es elegido presidente (o gobernador, o alcalde o legislador).
  • Flotamos en la era de la mediocridad.
  • El conocimiento, la experiencia, el mérito, los hechos, la ley, el esfuerzo, los pilares del progreso han sido derribados.
  • Lo que importa ahora son los sentimientos. las opiniones, el incandescente y autodeterminado “yo”.
  • Actualmente el mérito está siendo combatido.
  • Nunca se había politizado la ignorancia, como ahora.
  • Nunca se había hecho de la mediocridad una consigna ideológica y moral.
  • Nunca las universidades -incluídas las más prestigiosas del mundo- se habían apartado tanto de su razón de ser, que es cultivar el espíritu crítico, el conocimiento y el derecho a discrepar y criticar en libertad. Eso es democracia.
  • No estamos tanto en una guerra cultural sino más bien en una guerra contra la cultura.
  • Lo que algunos promueven es un apocalipsis contra la inteligencia. Un apocalipsis cognitivo, porque creen que cuanto más ignorante sea la gente, más votará por ellos.
  • Probablemente tengan razón, pero a qué precio.

Ignorancia es el combustible del populismo

  • El populismo es incompatible con el progreso.
  • Nada sirve más a un joven que el estudio, el esfuerzo, el conocimiento y los libros y nada paraliza más que el victimismo y la ficción de los derechos infinitos.
  • El populismo es pan para hoy y hambre para mañana.
  • Híper susceptibles, híper ofendidos, reacios a asumir riesgos, muchos jóvenes son hoy candidatos a un desengaño histórico.
  • A los jóvenes hay que exigirles como adultos, respetando su inteligencia, diciéndoles la verdad.
  • Y la más conmovedora de las verdades es que su destino está en sus manos.
  • No es la de ningún político, ni de derechas ni de izquierdas.
  • La verdad tampoco es la del Estado. La verdad es la de los propios jóvenes.
  • Lo más perjudicial para un joven es el “Papá-Estado”.
  • El Estado-Mimo. El de los cuidados integrales que prometen los populistas como si el dinero público cayera del cielo.
  • Spoiler: NO CAE.
  • No se acaba con la desigualdad igualando a todos por lo bajo, y no se lucha contra la pobreza destruyendo a la riqueza.
  • No atiendan los cantos de sirenas de quienes prometen un camino de rosas.
  • No escuchen a quienes prometen una larga siesta subvencionada, porque si lo hacen, acabarán estrellándose contra las rocas.
  • Exijan a los políticos que les digan la verdad, que no será siempre fácil ni cómoda, pero es el suelo más firme que se puede pisar.
  • El mérito existe, la excelencia importa y la valentía es imprescindible.
  • Huyan del victimismo social o de cualquier tipo.
  • El populismo trata a las minorías como seres débiles necesitados de tutela.
  • Hay que prepararse para trabajar a la intemperie, donde muchas veces hace frío y ruge el viento, pero donde también brillan el sol y las estrellas.
  • Hay que contribuir a un mejor destino colectivo, para lograr un México democrático, vibrante, seguro y venturoso.

¿Es importante el coraje?

  • En la vida se puede ser todo, menos un cobarde.
  • El coraje es el atributo más importante del ser humano y hoy lo es más que nunca.
  • La cancelación se ha convertido en una práctica habitual en las democracias occidentales.
  • Es moralmente impune, agitando banderas sentimentales e identitarias que plantea una disyuntiva perversa:
  • Sumisión o conflicto.
  • De tanto manosearlas, las etiquetas se han vuelto irrelevantes.
  • Si de elegir se trata entre el conflicto y la sumisión, es preferible el conflicto.
  • El conflicto es una consecuencia inevitable de cualquier gran emprendimiento humano.
  • Si no te sometes te lanzan al paredón, mínimo de las redes sociales: fascista, machista, racista, reaccionario, (monarquista), indeseable, lo que sea.
  • La vida en Baño María, no existe.
  • Pensemos en los cientos de políticos mexicanos asesinados. Su sacrificio nos señala el camino.
  • Debemos combatir el abuso del poder.
Cayetana Álvarez y Plácido Garza

Cajón de sastre:

Mañana, cambio completo de programa, sin faltar el Incomparable Iván; la Infame e Infumable Ramle y los desabridos gansitos rellenos de nada: la Ardiente, Ardorosa, Metiche y Collona Lady Rabietas Cochinilla -perdón- Cuachanilla- perdón- Cachanilla; el Estrógeno Jesús David, engendro unicelular de probeta y Lady; más la Sinsostenible Irene; la trepadora social, Martha Lozano, Tránsfuga sampetrina del Anafre y su defensora de oficio, la “música” Leticia Ce, nuevas adquisiciones del clan de chaleros -perdón- chateros regios.