El Fondo del Meollo

Dice Gerardo Martino que asumirá las críticas por dejar fuera a futbolistas como Santiago Giménez. ¿Y? ¿Eso de qué sirve?

Martino está ensimismado en las jerarquías y está seguro que Santiago “Chaquito” Giménez no la tiene aún ganada para ir a un mundial de futbol, entonces, ¿Para qué carajos lo convoca a una convocatoria previa a Qatar 2022?

Jerarquía, la maldita palabra para defender la terquedad.

Rogelio Funes Mori, ¿Qué jerarquía tiene? ¿Ser descubierto en el FC Dallas en un concurso de talento futbolístico, pasar inadvertido en River Plate, donde en cinco años anotó solo 20 goles, ir a Europa a jugar un solo maldito partido como titular con el Benfica y llegar a Rayados de Monterrey donde siempre ha fallado en momentos importantes?

Henry Martín, ¿Qué jerarquía tiene? ¿Jugar con el equipo de tercera división de Mérida, llamado FC Itzaes, después con Mérida y cuatro años con Xolos donde anotó cuatro goles, o bien, llegar a América donde si lleva una buena cantidad de goles, 46?

¿Jerarquías? O gustos. Podría ser honesto Tata Martino y decir que le funciona más a su sistema disfuncional un delantero como Funes Mori y no hablar de jerarquías. Al mundial de fútbol se va a ganar, a cumplir metas, aunque parece que ya se le olvidó al entrenador que lo contrataron para llegar al quinto partido y está más preocupado en que vaya un futbolista como Funes Mori que la última vez que jugó un partido con la selección mexicana fue en enero del 2022 contra Costa Rica, y que además lo llevó como solución goleadora y solamente ha anotado 5 goles.

Un debate estéril, que solo desvía la atención de lo que se vive a pocos días de la Copa del Mundo. Lo que si comprueba es que Martino tiene sus ideas demasiado fijas y en vez de apostar por la juventud, por el hambre de triunfo, va a Qatar con un futbolista mediáticamente acabado y futbolísticamente de mucha pobreza desde su lesión en el torneo que acaba de terminar.