7 de diciembre de 2021 | 02:34

Mariana y Samuel: el peligro de la nueva oficina de la estrella de Instagram

¿Ya sabe Mariana que su oficina Amar a Nuevo León tiene como un olor a la tristemente célebre fundación de la esposa de Fox, Vamos México?
Mariana Rodríguez y Samuel García
Compartir en

—¿Qué le dices a la gente que pueda pensar que tú vas a ser como una gobernadora?

‘No, no’, señaló, ‘mi intención no es ser gobernadora ni quitarle a Samuel su puesto ni mucho menos... Yo quiero sumarme y ayudar en muchos otros temas. Samuel va a traer 500 mil temas y si yo puedo ayudarle con 10, 15, 20’, añadió, ‘lo voy a hacer sin quitarle el puesto de gobernador’.

Entrevista a Mariana Rodríguez, periódico El Norte

“Bienvenido a la pesadilla… Salud y un paracaídas para ese barranco que hay en su mañana”.

Carta del subcomandante Marcos al presidente Ernesto Zedillo cuando este tomó posesión

Mis mejores deseos

Antes de empezar, expreso mi deseo de que le vaya muy bien a Samuel García como gobernador de Nuevo León. Creo que él es un joven honesto, trabajador, carismático y con conocimientos más que suficientes como para llevar a mi estado por el camino correcto.

También le deseo mucha suerte a Mariana Rodríguez, esposa de Samuel, destacada influente en Instagram —influente, sí, ya que se supone ese es un termino más adecuado, en español, que influencer; aquí una nota de internet para los interesados en el tema de nuestra lengua: (https://www.fundeu.es/recomendacion/influente-alternativa-a-influencer/ )—.

Al gobernador García y a su esposa quisiera decirles, desde la buena fe, que me parece muy preocupante un hecho: el papel, por lo visto excesivamente relevante, que Mariana tendrá en el próximo gobierno de Nuevo León.

Leí una entrevista a Mariana en El Norte y pienso que ella y su marido podrían estar ahora mismo generando las condiciones de una enorme crisis en el mediano plazo.

Mariana está, desde ahora mismo, acaparando demasiado poder, y eso no es bueno. No tiene siquiera la edad mínima para ser gobernadora, y no lo será —tampoco se presentará, ni en público ni en privado, como primera dama—, pero creo que por las tareas que ella se está asignando a sí misma, supongo que después de haber discutido el tema con Samuel, tendrá más responsabilidades que las aconsejadas por la prudencia.

Mariana Rodríguez ha dado a conocer a El Norte que se enfocará en 10 temas, demasiados para el sentido común:

  • Adopciones y Centro Capullos.
  • Salud mental y adicciones en jóvenes
  • Obesidad.
  • Situación de pobreza en Mier y Noriega.
  • Embarazo adolescente.
  • Centros para personas con discapacidades.
  • Violencia obstétrica.
  • Migración.
  • Protección animal.
  • Pequeñas y medianas empresas.

Cito a El Norte: “Para trabajar en los temas, la influencer —que señala que no le gusta el título de primera dama— explicó que creará su propia oficina de gobierno, que se llamará Amar a Nuevo León y estará a la par del gobernador”.

Dijo en la entrevista que se siente con más capacidad como para solo conformase con ser presidenta honoraria del DIF.

En esa lógica, afirmó, “voy a poder trabajar con todas las secretarías de manera universal, “, voy a poder meterme a temas específicos con cada secretaría, en los que yo crea que pueda aportar, y así no nada más limitarme a una cosa”.

¿Lee Mariana la prensa y las redes políticas, como Twitter?

Hay vida —y sobran crisis— más allá de Instagram. Basta con asomarse a Twitter para entenderlo. Pero la mejor comprensión de las cosas requiere de un análisis tanto de los hechos actuales como de la historia, al menos la reciente.

¿Leyeron Samuel García y Mariana Rodríguez la carta que envió el subcomandante Marcos a Ernesto Zedillo en diciembre de 1994, pocos días después de que este últimno tomara posesión como presidente de México? Espero que lo hayan hecho, pero si, por cualquier motivo, no tuvieron la oportunidad de hacerlo, aquí les dejo una referencia de internet para que la consulten: (https://enlacezapatista.ezln.org.mx/1994/12/03/carta-a-zedillo-bienvenido-a-la-pesadilla/)

16 palabras de esa carta deben ser leídas —y estudiadas con toda seriedad— por cualquier persona que llegue a un cargo de poder político: “Bienvenido a la pesadilla… Salud y un paracaídas para ese barranco que hay en su mañana”.

Un conocedor de la historia con numerosas heridas de batalla como Andrés Manuel López Obrador no ha podido escapar a la pesadilla, al menos no a la que tanto ofende a su familia, especialmente a su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller.

¿Ya vio Mariana el escándalo en redes sociales y en la prensa por los insultos vulgares a Beatriz? La golpean muchísimo y tal situación no mejorará, ¡¡¡y v aya que ella no se mete de más en el gobierno!!! La señora Gutiérrez Müller, prudente y sabia, no participa en nada relacionado con los temas verdaderamente sensibles del gabinete de su marido; lo suyo es la cultura, la promoción de la lectura y la historia de México, nada más. A pesar de su sensatez que la lleva a estar perfectamente ubicada —esto es, a entender que el presiente es su esposo y que ella no debe meterse en las áreas bien atendidas por profesionales de la administración pública—, los enemigos políticos de Andrés Manuel la golpean muy salvajemente.

Margarita Zavala, en su momento, aprendió la lección de su antecesora, Marta Sahagún, y no dio motivos para que se le agrediera —no cayó en la tentación de meterse a apoyar al gabinete de su cónyuge, Felipe Calderón—, pero no obstante su discreción ha sido objeto también de toda clase de ataques.

Samuel García y Mariana Rodríguez —lo comento con respeto, admiración y cariño a esta brillante pareja—, deben verse en el espejo de Vicente Fox y Marta Sahagún. Pudo Fox ser un presidente verdaderamente histórico, pero terminó como la peor caricatura de gobernante debido al excesivo protagonismo de la señora Marta. ¿Ya sabe Mariana que su oficina Amar a Nuevo Leon huele un poquito —o más que un poquito— a la tristemente célebre fundación de la señora Sahagún, Vamos México?

Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto, gracias a que también aprendió la lección de mantenerse alejada del poder logró sobrevivir a una crisis muy fuerte —la de la compra de su casa, que quizá ni siquiera fue un diseño financiero armado por ella—, pero quedó manchada de por vida.

Nadie escapa a la pesadilla de gobernar. Para que no sea tan terrible lo mejor es aprender de la historia y actuar con prudencia. Ojalá Samuel y Mariana lo entiendan, por el bien de Nuevo León, por el bien de él y ella.