27 de septiembre de 2021 | 11:56
Opinión

El miedo del corrupto Claudio X. a la honestidad de AMLO

Claudio X. se presenta como opositor decente, que no lo es, para gritar que será perseguido político cuando les toque pagar lo que debe y que se descubrió el pasado sexenio.
A veces me pregunto si la X. de Claudio es la X. de Pinochet
Compartir en

A veces me pregunto si después de la X de Claudio X. debe escribirse un punto o no. La verdad, no lo sé. Lo que sí me queda claro es que tal empresario, abiertamente fascista, ha llegado a un punto de no retorno en su relación con el gobierno democráticamente electo en México. Lo suyo no es oposición, sino golpismo. Así lo veo; de ahí que encuentre cierto, pero nada raro parecido entre este hombre de negocios y Pinochet.

En la tercera página del diario Reforma aparece, este 15 de septiembre de 2021, un desplegado de Sí por México, la organización evidentemente golpista del empresario Claudio X. González Guajardo.

El hombre de negocios más fascista de México se opone a la consulta de revocación de mandato con argumentos de ninguna manera risibles, aunque lo parezcan; en sus razones para rechazar tal consulta hay fascismo vulgar. De ahí que quiso dejarlas impresos en el periódico más leído por quienes se oponen al presidente López Obrador.

Dice Sí por México que tal consulta “pretende polarizar y dividir a México”, y a partir de ahí se lanza, una vez más, contra Andrés Manuel.

Un desplegado de ese tipo en el diario de la familia Junco cuesta mucho dinero; no sé si lo vale, pero los administradores de Reforma lo cobran cuando encuentran quien lo pague.

El hecho es que el dinero no es problema para Sí por México, como tampoco lo es para su creador, Claudio X. González.

Eso, el dinero en abundancia conseguido mediante tráfico de influencias y privilegios fiscales, es lo que está detrás del odio que Claudio X. siente cada vez que piensa en AMLO.

Y es que la diferencia entre ambos es notable: mientras el actual presidente de México es honesto como pocos gobernantes en el mundo, el empresario que financia a Sí por México ha caído en numerosas conductas ilícitas.

Un reportaje de Miguel Badillo publicado este año en Contralínea (marzo de 2021) detalle “el expediente de 1000 páginas que Peña abrió contra Claudio X. González”:

  • “En 2016, el entonces presidente Peña Nieto ordenó una profunda investigación sobre el clan Claudio X. González: la fiscalización se centró en el padre, el hijo y el nieto”.
  • “En el expediente de 1 mil páginas constan movimientos financieros, bancarios, fiscales, viajes al extranjero, fideicomisos, residencias, oficinas, aviones de su propiedad”.
  • “Además, hay un seguimiento a empresas, organizaciones civiles, fundaciones, socios, inversionistas y donantes de quienes ahora son principales opositores al gobierno de AMLO”.
  • El expediente de unas 1 mil páginas (en poder de Contralínea) “provocó el rompimiento de esa familia con el gabinete de Peña Nieto, el cual conocía los constantes beneficios que recibía cada año de gobiernos panistas y priístas ese poderoso grupo económico y que estaban dispuestos a probar su falta de cumplimiento en sus obligaciones fiscales y dar a conocer el financiamiento externo que recibían sus asociaciones y fundaciones, utilizadas éstas como arma política y mediática en contra de sus enemigos”.
  • “Para 2017, el polémico empresario Claudio Xavier González Guajardo –presidente fundador de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad y líder de una de las oposiciones más críticas y abiertas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador: Sí por México– acumulaba junto con su familia unas 30 auditorías practicadas por el SAT, bajo la premisa de que cada sexenio recibía un trato preferencial del fisco para evadir el pago de impuestos, recibir condonaciones fiscales injustificadas, y las sospechas que tenía el gobierno sobre el origen de depósitos y donaciones millonarias”
  • “Sin embargo, fuentes involucradas en aquellas indagatorias de finales del peñismo revelan que antes de que concluyera el sexenio recibieron la orden desde presidencia de cerrar todo, no dejar nada en los archivos, lo que dejó inconclusa la investigación y sin sanción alguna, ni fiscal ni penal, en contra del clan Claudio X González”.

Pero el expediente existe...

Y, por supuesto, no lo abrió el actual gobierno; así que las irregularidades de la familia Claudio X. son conocidas y están vigentes, por así decirlo; tendrían que ser castigadas.

No sé si el gobierno de AMLO se atreverá a dar el paso de concluir el trabajo iniciado en el gobierno de Peña Nieto, es decir, el de buscar sancionar lo sancionable del clan Claudio X.

Quizá ese sea el temor de Claudio X. González Guajardo, de ahí su agresividad contra AMLO y la 4T: presentarse como opositores decentes, que no lo son, para gritar que serán perseguidos políticos cuando les toque, simple y sencillamente, pagar lo que deben.