¿Qué necesita Xóchitl Gálvez para empatar a Claudia Sheinbaum? Enseguida la respuesta:

  • Diecinueve millones de votos
  • 19 millones
  • 19000000
  • MMMMMMMMMMMMMMMMMMM (en números romanos)
  • En código morse: .---- ----. ----- ----- ----- ----- ----- ——
  • En inglés: nineteen million
  • En alemán: neunzehn Millionen
  • En francés: dix-neuf millions
  • En português: dezenove milhões
  • En ruso: девятнадцать миллионов
  • En hindi: (संख्या 19 000 000) एक करोड़, नब्बे लाख
  • En chino: (数 19 000 000) 一千九百万
  • En árabe: تسعة عشر مليون (عدد 19,000,000)
  • En checo: (číslo 19 000 000) devatenáct milionů
  • En japonés: (数 19,000,000) 千九百万

(La información anterior la tomé de Numero.wiki, la enciclopedia de los números. Todo sobre un número concreto).

En el diario La Vanguardia, de Barcelona, España, el reportero Enrique Morán Monroy presentó hace días la única encuesta que traduce porcentajes de preferencias electorales en millones de votos, la de la empresa De las Heras Demotecnia.

El método de De las Heras Demotecnia ha sido bastante preciso en anteriores contiendas. Lo desarrolló María de las Heras de Polanco, fundadora de esta agencia especializada en estudios demoscópicos, y lo ha perfeccionado su hijo Rodrigo Galván de las Heras.

De las Heras Demotecnia calcula que la participación será de alrededor del 54% de la ciudadanía. En el escenario electoral más probable, Claudia Sheinbaum alcanzaría el 64% de las preferencias, Xóchitl Gálvez el 28% y Jorge Álvarez Máynez el 8%.

En número de votos, Claudia Sheinbaum obtendría un poco más de 34 millones, mientras que Xóchitl Gálvez apenas llegaría a 15 millones. Máynez se quedaría en 4 millones de sufragios a su favor.

Encuesta

Entonces, como se dijo antes, para empatar la abanderada del PRIAN necesitaría conseguir, en una semana, 19 millones de votos. Para lograr tal hazaña la candidata X requeriría de un verdadero milagro o, de plano, utilizar magia negra o vender su alma al diablo.

Pero los milagros no existen, la magia negra no da para tanto y el diablo, que sabe más por viejo que por satánico, no compra almas condenadas al fracaso: el maligno entiende que perderá el poco prestigio que le queda si intenta lo que, además de imposible, simple y sencillamente no puede hacerse.

¿19 millones de votos de diferencia? No hay ya la menor duda: Claudia Sheinbaum no solo ganará, sino arrasará. Será seguramente la goleada más notable de la historia electoral mexicana.