7 de diciembre de 2021 | 07:11

¿Cumplirá la Marina con las exigencias de AMLO?

La SEMAR absorberá en próximos días la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, el próximo 1º de junio.
SEMAR
Compartir en

De acuerdo a las reformas a las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de Navegación y Comercio Marítimos, y de Puertos, publicadas en el Diario Oficial de la Federación; la Secretaría de Marina absorberá en próximos días la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, que depende aún de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Nos comentan que será en el evento que se llevará a cabo en el Puerto de Veracruz este próximo 1ero de junio para conmemorar el Día de la Marina, al que es muy probable que asista López Obrador, cuando se dará formalmente el cambio; uno que además, vendrá acompañado de otros movimientos que consolidarán el papel de la Semar en el control, administración, y ordenamiento de nuestros puertos.

El Presidente López Obrador le tiene una gran confianza a la institución que encabeza el almirante José Rafael Ojeda Durán; por ello, le ha encargado poner orden en estos puntos estratégicos para el país, en donde desde el gobierno asumen que pueden estar sufriendo evasiones importantes que han impactado los ingresos del estado mexicano por el movimiento de las mercancías.

Horacio Duarte, un hombre de todas las confianzas del presidente

Por eso, es que además de la Coordinación de Puertos y Marina Mercante, también la Semar tomará control de las Administraciones Portuarias Integrales y de todas las aduanas de los puertos de México, aunque estas últimas seguirán perteneciendo y rindiendo informe al Administrador General de Aduanas, Horacio Duarte; un hombre de todas las confianzas del presidente, y quien dicen, fue uno de los principales impulsores de este proyecto de renovación de las aduanas del país, para el cual siempre consideró importante la participación activa de los Marinos.

¿Se acabará el dolor de cabeza en las aduanas?

Para nadie es un secreto que las aduanas y puertos han sido un verdadero dolor de cabeza para el gobierno federal desde hace muchos años, ya que ahí se han enquistado prácticas de corrupción, impunidad, y opacidad, que han afectado los intereses de la nación.

A pesar de que hay voces que se oponen a estas medidas por considerar que se esta militarizando al país, hoy el presidente toma una buena decisión al abordar el tema con la importancia que amerita, otorgándole toda la responsabilidad a la institución que goza de la mayor credibilidad y confianza por parte de los mexicanos; producto de la disciplina y procesos de formación que tienen, pero sobre todo, de los resultados que por años, la SEMAR le ha dado a los mexicanos. Si los anteriores remedios no han servido, bien vale la pena intentar algo distinto.

Ahora la Marina tiene un nuevo y enorme reto por delante, uno al que nadie ha podido vencer, ¿podrá nuestra Secretaría de Marina recomponer el rumbo y desarrollo en nuestros puertos?.

Su antecedente y trabajo, nos hace pensar que sí.