Su nombre completo era John Winston Lennon, lo que da pie para investigar si ese nombre lo eligieron sus padres en honor a su compatriota Winston Churchill, cumplió 40 años, cuando hace 40 años, lo asesinó un individuo desequilibrado de apellido Chapman, disparándole 5 veces por la espalda, suceso similar a lo supuestamente ocurrido con el Presidente Kennedy por otro individuo también desequilibrado de apellido Oswald (referencia en SDP Noticias: Diciembre 27, 2020).

John Lennon, como todos las personalidades con rasgos de genialidad, fue muy inestable, emocionante hablando, desintegró al grupo “The Beatles” que lo llevó al éxito musical al separarse prematuramente, dejándole un hueco existencial a los otros 3 integrantes, sobre todo, a Paul McCartney, de quien se rumoraba que no era el original que inició dicho grupo.

Y en efecto, John Lennon fue un rival político, del Presidente Nixon, y de todo el sistema gubernamental estadounidense de esa época en general, pero eso jamás debió haber sido la razón intelectual por la que contrataran a Chapman para asesinarlo.

25 de las canciones de John Lennon como autor y/o intérprete ocuparon el primer lugar en la aclamada lista Billboard, y una de sus más famosas creaciones musicales: “Imagine”, es más que una canción, un himno casi-celestial a la vida misma y a la siempre añorada estabilidad mundial; en 1980, 3 semanas antes de perder la vida por el medio físico ya descrito, Lennon había lanzado a la venta su álbum de canciones intitulado: “Double Fantasy”.

Post-mortem John Lennon fue reconocido como el quinto mejor cantante de todos los tiempos por la revista Rolling Stone, título que muchos ya conocían desde décadas anteriores.

Por todo lo expuesto en el presente ensayo, únicamente existía una razón para desaparecer a éste inigualable ser humano del plano terrenal: desplazarlo, y ocupar su lugar, tratando de apagar las inextinguibles llamas de la putativa envidia, que ésta si al parecer va a ser imposible de desterrar.

Twitter: @cancercuretop2