Yogurt Griego, un riesgo en la salud tras contener químico no apto para menores

Foto: @GriegoMX

Destacan que el etiquetado es la única orientación que el consumidor tiene para conocer cuál es la calidad nutricional de los productos industrializados.

La organización civil, El Poder del Consumidor indicó que tras los criterios emitidos por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), expertos han considerado que algunos de los productos que se distribuyen en México disfrazados como “saludables” suelen poner en riesgo la salud de los mexicanos, especialmente la de los menores.

Ante ello, la coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, la nutrióloga Xaviera Cabada explico que productos como el yogurt “Griego 2X ” de Nestle se suele publicitar en horarios infantiles y como portador de un “distintivo nutrimental”.

Nota relacionada: “Nido Kinder”, el producto más dañino para los niños

“Cada envase de 145 gramos contiene 13 gramos de azúcares añadidos, lo que equivale a 2 y media cucharadas cafeteras. Por ejemplo si un hombre consume una taza de este yorgurt estaría cubriendo casi el total del azúcar máxima toleradas promedio para todo el día; en cambio en el caso de las mujeres o niños se estaría cubriendo el 100% del azúcar máximo tolerable para el día”, explicó Cabada.

Sin embargo, el yogurt Griego cubre menos del 10% de proteína y en cambio aumenta el riesgo de salud por su continuo consumo de azúcares añadido elevados.

“Algo que llama la atención referente a los ingredientes que contiene, es que no sólo la contiene la contiene un gran número de ingredientes, sino que además contiene sucrelosa y asesulfame K, que de acuerdo con la Secretaría de Salud son cero recomendables para preescolares y escolares”, añadió. 

El nombre real de la molécula de “sucrelosa” es 4,1’,6’-tricloro-4,1’,6’-tridesoxigalactosacarosa, confundiendo al consumidor al poner un nombre muy parecido a la “sacarosa y lo adquieren sin saber que están proporcionado un producto con compuesto químico no apto para menores.

La nutrióloga expuso que el etiquetado es la única orientación que el consumidor realmente tiene para conocer cuál es la calidad nutricional de los productos industrializados, por ello recomienda no consumirlo a diario o optar por la receta de yorgut casero.

0
comentarios
Ver comentarios