Somníferos aumentan en cuatro veces el riesgo de muerte prematura

La investigación publicada en el 'British Medical Journal', destaca que los medicamentos también han sido asociados con un riesgo significativamente mayor de cáncer entre los que lo toman en altas dosis como: benzodiacepinas,

Londres.- De acuerdo con la revista especializada en temas médicos difundió una invetigación en la que sustenta que algunas pastillas utilizadas para dormir aumentan en más de cuatro veces el riesgo de muerte prematura, incluso entre aquellos que toman menos de 18 dosis al año.

 

La investigación publicada en el 'British Medical Journal', destaca que los medicamentos también han sido asociados con un riesgo significativamente mayor de cáncer entre los que lo toman en altas dosis como: benzodiacepinas, como el temazepam; no benzodiacepinas, como el zolpidem, la eszopiclon y el zaleplon; y barbitúricos y antihistamínicos sedantes.

 

De acuerdo con la investigación llevada durante 2010, entre 1 de cada 20, y 1 de cada 10 adultos, que tomaron pastillas para dormir en los Estados Unidos, científicos evaluaron que la supervivencia de más de 10.500 personas con una serie de condiciones subyacentes, a las que se les prescribió una serie de pastillas para dormir durante un promedio de 2,5 años, entre 2002 y 2007.

 

Y tras la comparación en los estudios y los pacientes que recibieron el tratamiento con somníferos se llegó a la conclusión que los factores que pueden influir en los resultados, incluyendo la edad, el sexo, el peso, el estilo de vida, el origen étnico, y el cáncer diagnosticado previamente, apuntan a un vínculo entre estos medicamentos y un mayor riesgo de muerte, incluso en dosis relativamente bajas.

 

De acuerdo con la nota publicada en el sitio de noticias de Europa Press detalla que las personas que tomaron hasta 18 dosis al año tenían 3,5 veces más probabilidades de morir, mientras que las que tomaron entre 18 y 132 dosis tuvieron un riesgo cuatro veces mayor de mortalidad.

 

Aquellos que tomaron la mayor cantidad de dosis (más de 132 en un año) tuvieron cinco veces más probabilidades de morir, lo que indica que el nivel de riesgo se elevó en conjunto con dosis cada vez mayores. Estas asociaciones se encontraron en todos los grupos de edad, pero fueron mayores en las personas de entre 18 y 55 años.

 

Según la investigación publicada por la revista médica británica describe que el número total de muertes en cada grupo fue reducido, y hubo claras diferencias entre ellos, como: el registro de  265 muertes entre las 4.336 personas que tomaban zolpidem, en comparación con las 295 muertes entre las 23.671 personas que no habían tomado sedantes o pastillas para dormir.

 

Además, los que tomaron el mayor número de dosis también estaban en mayor riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer.

 

El resultado de la investigación muestra que los estudios, aunque no es un hecho determinado por el tipo y estido de vida de los pacientes que usan somníferos, detalla que muestran un mayor riesgo de muerte entre los consumidores de pastillas para dormir.

 

0
comentarios
Ver comentarios