Enfrenta industria cinematográfica en EUA tiempos de transición

Por José Romero Mata. Corresponsal

Los Ángeles, 29 Feb. (Notimex).- La poderosa industria del cine en la Unión Americana se reinventa y vive una etapa de transición con nuevas tecnologías, servicios y productos, luego de que el año pasado los estadunidenses compraron 50 millones de boletos menos que en 2010.

La asistencia a salas de cine es considerada la principal distracción en esta nación, en donde se encuentra la llamada Meca del Cine, como se le conoce a Hollywood, y genera cada semana una veintena de estrenos en promedio.

La urgencia se debe a que la taquilla total en Estados Unidos en el año pasado fue la más baja en altibajos que se ha mantenido por una década y empezó desde el 2003.

La industria se ha abierto como un abanico en la transición en donde poco a poco se eliminan las proyecciones en salas de cine con equipos de 35 milímetros.

Ahora la mayoría de estos sitios han pasado a los equipos digitales y han crecido con enormes pantallas y equipos especiales en tercera dimensión.

El descenso en asistencia a la salas de cine ha tenido varias explicaciones como los costos de precios, de concesiones y el aumento de competencia en videojuegos, lo que explica el por qué los jóvenes han dejado de ir.

Los videojuegos de las poderosas empresas vendieron sólo en dos semanas el año pasado más de mil millones de dólares en ventas de juegos como ?Call duty? y los de movimientos físicos de participantes.

En la actualidad el costo para una familia de esposos con dos hijos, en una salida al cine es de entre 100 y 120 dólares incluidos entradas, palomitas y refrescos.

Pero en la reinvención la industria ha imitado la experiencia de México y otros países con salas VIP que ofrecen un servicio integral de bar y restaurante con meseros además de sillones cómodos.

En las próximas semanas, el actor Robert Redford planea abrir un complejo cinematográfico en Hollywood, en donde se ofrecerá servicio exclusivo y estrenos de producciones de festivales independientes.

De igual forma, el legendario teatro Chino de donde surgió la poderosa industria hollywoodense a principios del siglo pasado, abrirá salas exclusivas VIP.

En Pasadena y Hollywood con cines de este tipo se registran cada semana llenos y enormes filas, pues el costo del boleto con el consumo mínimo de bebidas y comida oscila en 65 dólares.

El experto en cine, Ben Fritz, afirmó que en Estados Unidos la tendencia en los últimos años de los Grandes Estudios es lanzar buen número de estrenos, pero sólo para exhibirlos por pocas semanas.

?Quieren aprovechar los complejos cinematográficos y lanzar el mayor número de estrenos para recuperar la asistencia de público?, destacó.

Fritz dijo que el cine ha sido impactado también por nuevas tecnologías en hogares con pantallas digitales y servicios de compañías de cable con estrenos más recientes.

Los grandes estudios y la productora independientes están a la espera de que películas de secuelas y adaptaciones se conviertan en imanes taquilleros y sean la inyección que se necesita.

El reconocido critico de cine en Los Ángeles, José Hermosillo, comentó que en Estados Unidos hay escasos cines con proyectores de 35 milímetros y muchos hacen el cambio a la tecnología digital.

?El costo del proyector digital es bastante elevado porque llega a costar 10 mil dólares y ante eso algunas cadenas no han logrado invertir en la modernización de sus equipos?, expresó.

Aunque en este país está prohibido el monopolio, hay cadenas que mantienen predominio y control de las salas como la cadena canadiense AMC que tienen más de dos mil en este país.

También está, Cinemark, la más grande cadena con sede en Texas y cuenta con tres mil 850 pantallas a través del país, mientras las cadenas Regal Entertainment, AMC Entertainment, Cinemark y Carmike Cinemas, operan y controlan unas tres mil 850 salas.

En tanto, Los Arclight, que en su modernización ofrece asientos numerados, presentadores de películas y estrenos anticipados para los que buscan llenar este polémico ego.

Además, utilizan las salas para fiestas y proyecciones privadas para que puedan asistir a un estreno 30 invitados especiales, resaltó Hermosillo.

En el cinerama Domm de Hollywood en películas anticipadas se han llegado a cobrar 17 dólares por estrenos exclusivos como la alemana ?Pina? en 3D, nominada al Oscar.

Hermosillo comentó que un reflejo de que el público hispano es el más atractivo y fiel en este país, es que poco ha variado el que 55 por ciento de los ingresos en el cine son inyectados por esta comunidad.

?Los latinos siguen siendo los más aferrados a disfrutar del cine y son entre los sectores de la población los que mantienen como habito y gusto permanente?, resaltó.

NTX/JRM/IPB

0
comentarios
Ver comentarios