Nacional

Defiende Calderón la política contra las drogas aplicada en su sexenio

CalderónMaría José Martínez / Cuartoscuro

El expresidente respondió a los dichos de Osorio Chong, quien aseguró que partió de "un diagnóstico erróneo".

México.- Felipe Calderón defendió este miércoles la lucha contra las drogas que emprendió durante su administración, al considerar que se insertó en un escenario legal muy complejo y en una dinámica internacional que privilegia la confrontación directa sobre la descriminalización.

El panista declaró lo anterior luego de que este martes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, indicara que Calderón emprendió su lucha “partiendo de un diagnóstico erróneo”, durante el tercer foro del Debate Nacional sobre el Uso de la Marihuana.

“En general el debate sobre las drogas en el mundo, y en este caso, lo importante de la noticia es que el Secretario de Gobernación Osorio Chong se está decantando por legalizar las drogas”, señaló en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen.

“Yo he señalado reiteradamente que durante mi administración lo que hicimos fue una política para hacer que en México se cumpliera la ley y se combatiera a la criminalidad en todas sus expresiones; tanto la criminalidad ordinaria, que va desde el homicidio hasta el secuestro, como el crimen organizado”, agregó.

En opinión de Calderón, la inseguridad y debilidad de las instituciones permitió que los grupos armados acumularan tanto poder, por lo que no quedó otro remedio que el combate frontal. “Por no combatirlos, México se vio invadido por un cáncer terrible, que es el crimen organizado, que terminó ocupando pueblos, ciudades y en algunos casos estados enteros y al capturar a las instituciones convirtió al estado en enemigo de la sociedad; eso explica los casos terribles de Iguala, Tierra Blanca, la angustia y preocupación de los ganaderos de Tamaulipas, de los comerciantes Chilpancingo y Tierra Caliente, el dolor de muchas madres que ven a sus hijos desaparecidos”.

Finalmente, negó que su administración no hubiera afrontado la problemática con una visión global, al recordar: “en mi sexenio aplicamos una política integral, para combatir todos los problemas, incluyendo que fue despenalizado el consumo personal, no solo de mariguana, sino de sustancias adictivas y nocivas para la salud. Para mí es importante que se dé ese debate pero, insisto, con o sin legalización de drogas, la gran equivocación y el diagnóstico equivocado es suponer que simplemente con su legalización se van a arreglar los problemas de seguridad y de violencia; necesitamos un proceso de reconquista de las instituciones que fueron abandonadas por mucho tiempo y cayeron en manos de los criminales y que ahora hay que recuperarlas en favor de la sociedad”.