Nacional

Ofrece IMSS a empresas diferir pago de cuotas patronales hasta por 48 meses

IMSSRogelio Morales / Cuartoscuro

El anuncio representa el primer acercamiento del gobierno federal y el sector empresarial respecto a algún tipo de apoyo ante la crisis económica. 

México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que ante el periodo de Emergencia Sanitaria que vive el país por la pandemia del coronavirus Covid-19, el pago de cuotas patronales podrá diferirse por hasta 48 meses después del fin de la contingencia. 

En un comunicado, el Consejo Técnico del IMSS señaló que el importe inicial a cubrir será del 20 por ciento de la cuota patronal y del 100 por ciento de la obrera. El acuerdo, que en mayor alcance está dirigido a las empresas, aclara que el monto convenido en pago a parcialidades no sufre ninguna modificación y, al ser un pago recibido fuera de los plazos legales, genera actualización y recargos.

No obstante, el beneficio de suscribir este convenio es que se alinea con una tasa de interés por plazo mensual de entre 1.26 por ciento y 1.82 por ciento, en función del plazo elegido para el pago ( de 12, 24 y hasta 48 meses) desde el momento de su formalización. 

Para la suscripción del citado convenio no se requerirá ningún tipo de garantías, esto en virtud de la autorización otorgada a través del Acuerdo del Consejo Técnico número ACDO. AS2.HCT.300419/150.P.DIR, del 30 de abril de 2019. De cubrir oportunamente los compromisos convenidos las multas generadas a las empresas pueden ser disminuidas, conforme a la reglamentación del IMSS. 

Como parte del protocolo por la declaratoria de Emergencia Sanitaria,  el IMSS definió como días inhábiles para la práctica de actuaciones, diligencias, audiencias, notificaciones o requerimientos, el periodo comprendido entre el 31 de marzo de 2020 y la fecha en que el Consejo Técnico determine que han cesado las causas que le dieron origen.

El anuncio representa el primer paso de un acercamiento del gobierno federal a las demandas de empresarios sobre un posible apoyo para la preservación de empleos ante la crisis económica generada por la suspensión de actividades no esenciales desde el pasado 31 de marzo y hasta el próximo 1 de mayo, plazo que podría ampliarse debido a que se espera que el pico de contagios en México se registre entre finales de mayo e inicios de junio.