domingo 17 de febrero de 2019 | 02:53
Nacional

El conejo teporingo, especie mexicana, se ha extinguido

Redacción SDPnoticias.com vie 28 sep 2018 15:30
Foto propiedad de: Especial

La especie endémica de México que habitaba la zona del Nevado de Toluca, fue declarada extinta.

México.- Un estudio realizado por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) reveló que el conejo teporingo, también conocido como conejo ‘zacatuche’, especie endémica de México que estuvo amenazada por años, está extinto.

De acuerdo a lo revelado por el trabajo de investigación llevado a cabo el 2017 por el Centro de Investigación en Ciencias Biológicas Aplicadas (CICBA) de la casa de estudios mexiquense, el conejo que habitaba en zonas del Nevado de Toluca, se consideraba en peligro de extinción desde 1996.

Sin embargo fue hasta el reciente estudio que se demostró que el crecimiento de los asentamientos humanos, la deforestación, la contaminación, los incendios forestales, el pastoreo y la extracción clandestina de madera, redujeron su hábitat y terminaron por extinguir la especie.

Los teporingos eran además comercializados para consumo humano. Los aficionados a la cacería los mataron por decenas, sobre todo en la zona de neovolcanes del Estado de México, de donde es el actual Presidente de México, Peña Nieto.

La investigación encabezada por el coordinador del CICBA, Octavio Monroy Vilchis incluyó el uso de cámaras trampa, que permitían registra la presencia de especies, sin embargo durante el estudio que se extendió por seis meses, no fue detectado el conejo.

El teporingo medía cerca de 30 centímetros de largo y tenía una cola vestigial de unos 20 o 30 milímetros; contaba con orejas de aproximadamente 40 milímetros, más pequeñas que las de otras especies de conejos, sus primos. Pesaba apenas 600 gramos y tenía pelo corto color amarillo y negro, aunque en la superficie dorsal de las patas y algunas zonas de la cara era de color ocre. Tenía un característico triángulo de pelo rubio en la nuca.

Con la desaparición de la especie, se genera una “cascada” de consecuencias para otras especies que se alimentan de él como el coyote y el lince.