Un accidente automovilístico puede ser una experiencia traumática y si el auto es declarado pérdida total, la situación puede ser aún más desafiante.

A grandes rasgos, la pérdida total es una determinación que hace la compañía de seguros cuando el costo de las reparaciones de un vehículo supera el valor del mismo.

Dicho de otra manera, el vehículo está dañado de manera tan grave que no es rentable repararlo.

El porcentaje de daño que se considera pérdida total varía según la compañía de seguros, pero generalmente es del 50% o 75% del valor del vehículo.

¿Tuviste un accidente? Estos son los pasos a seguir de la declaración de pérdida total

Una vez que el auto sea declarado pérdida total tras un accidente, la aseguradora notificará formalmente la decisión.

La notificación incluirá el valor del vehículo y el monto que se recibirá como compensación.

En muchos casos, se tendrá la opción de retener el vehículo. Aquí, la compañía de seguros pagará la suma asegurada, menos el valor residual del vehículo dañado.

Si se decide ceder el vehículo al seguro, éste se encargará de su disposición y se recibirá el pago completo de la suma asegurada.

Si se decide recibir el pago por el vehículo, se podrá utilizar el dinero para comprar un vehículo nuevo o usado.

Es importante comparar precios y opciones para encontrar el vehículo que mejor se adapte a las necesidades y presupuesto.

Consejos para manejar una pérdida total tras un accidente

Si el auto es declarado pérdida total, es importante que sigas estos consejos para manejar la situación de manera eficiente:

  • Mantener la calma. Es normal sentirse estresado o confundido después de un accidente. Hay que tomarse un momento para guardar la calma y recopilar los pensamientos antes de tomar cualquier decisión.
  • Leer detenidamente la notificación de la compañía de seguros. Asegurarse de entender los términos de la declaración de pérdida total, incluidos el valor del vehículo y el monto de la compensación.
  • Empezar a buscar un vehículo nuevo o usado. Es importante poner en marcha el plan de compra lo antes posible para encontrar un vehículo que reemplace al que se perdió.
[object Object]