Con motivo de la celebración del 100 aniversario de Disney, Fiat ha creado cinco versiones temáticas del Topolino:

  • Cuatro diseñados por el FIAT Centro Stile inspirados en Disney Creatives
  • Uno con la participación del artista de Disney, Giorgio Cavazzano

Es un hecho que al ver a un auto italiano celebrando a Disney, surge la duda, sobre por qué Fiat desarrolló estas variantes tan peculiares.

¿Por qué Fiat celebra los 100 años de Disney?

La relación entre Fiat y Disney existe por el apodo que recibió la primera generación del Fiat 500.

Debido a su peculiar diseño, este icónico auto de la marca italiana fue nombrado como Topolino, que del italiano al español quiere decir Mickey Mouse, el personaje icono de Disney.

Este apodo ha sido tan emblemático y reconocido que Fiat lo utilizó para llamar así a su cuadriciclo eléctrico.

Para celebrar esta cautivadora unión, se creó un proyecto en el que dos equipos de diseño con conocimientos diferentes trabajaron en conjunto y así crear cuatro diseños únicos que representan un viaje a través del tiempo y del arte: desde la época en que nacieron los dos Topolino hasta hoy.

Topolino y Mickey Mouse inspiraron 5 autos únicos

Inspirándose en los creativos de Disney, FIAT Centro Stile dotó a los cuatro Fiat Topolino de una segunda piel, una decoración que le permite expresar cualquier aspecto del mundo de los otros Topolino.

Además, el quinto se diseñó con la colaboración especial del artista de Disney Cavazzano.

Además del diseño festivo de Cavazzano, los otros cuatro Topolino -obras de arte- están arraigados en un ambiente y un movimiento artístico distintos para cada uno de ellos.

Estos ambientes giran en torno a cuatro temas:

  • Histórico
  • Moderno
  • Callejero
  • Abstracto
[object Object]

El significado de cada uno

Todo comienza con el tema histórico al que rinde homenaje el Fiat Topolino. Se inspira literalmente en los gráficos del primer cortometraje de Disney “Steamboat Willie”, que no sólo llegó con la revolucionaria innovación del sonido sincronizado en el mundo de la animación, sino que también quedó inmortalizado como exposición en el MoMA de Nueva York.

Por su parte, el Fiat Topolino, inspirado en el arte moderno, incorpora una textura con las iniciales de Mickey Mouse como segunda piel, celebrando la visión de futuro compartida de forma brillante y colorida: ambas marcas adquieren un estatus icónico en el arte y la cultura modernos.

En el caso de la librea abstracta es un homenaje a otro aspecto de la creatividad de Disney y a la forma en que renueva las claves de estilo clásicas a través de toques gráficos y símbolos abstractos.

Esto le confiere un fuerte impacto visual, pero también una sensación de elegancia.

Por último, la creatividad callejera contiene referencias de graffiti que rinden homenaje a Mickey Mouse con un toque urbano, al tiempo que impulsan la alegre movilidad urbana que inspiró la última obra de arte.