La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 644 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy miércoles 29 de noviembre 2023, Rusia prepara la asistencia de Serguéi Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores ruso a la reunión de la OSCE a la que no asistirá Kiev y los países bálticos.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este miércoles que Rusia ha perdido más de 300 mil hombres, cientos de aviones y miles de tanques en la invasión de Ucrania, y que está decayendo su influencia internacional.

”Todo esto subraya el error estratégico de (el presidente ruso, Vladimir) Putin al invadir Ucrania”, indicó Stoltenberg en una rueda de prensa al término de una reunión de ministros aliados de Exteriores, en la que se celebró el primer Consejo OTAN-Ucrania a ese nivel ministerial.

Stoltenberg aseguró que, mientras que Ucrania ha “avanzado”, Rusia “ha retrocedido” y ahora es “más débil política, militar y económicamente”.

Desde el punto de vista político, el secretario general aliado aseguró que Rusia “está perdiendo influencia en el extranjero”, especialmente en el Cáucaso y en Asia Central, mientras que “cada vez depende más de China”.

”Año tras año, Moscú hipoteca su futuro a Pekín. Militarmente, Rusia ha perdido una parte sustancial de sus fuerzas convencionales: cientos de aviones, miles de tanques y ha tenido más de 300 mil bajas”, subrayó.

Stoltenberg dijo que Rusia es cada vez más dependiente de China por financiación, materias primas y la industria de la defensa.

Kremlin considera “exageradas” las medidas de seguridad que toma Finlandia en frontera

El Kremlin tachó de “exageradas” las medidas que planea tomar Finlandia para proteger su frontera con Rusia después de su cierre total este jueves.

“No hay ningún conflicto. Nada ni nadie amenaza a Finlandia. En este caso, se trata de medidas exageradas para garantizar la seguridad fronteriza”

Dmitri Peskov, portavoz de la Presidencia rusa en su rueda de prensa diaria

Peskov reaccionó así a unas declaraciones de autoridades polacas que confirmaron la intención de enviar asesores militares a la frontera finlandesa con el objetivo de hacer frente al “ataque híbrido” ruso con el envío de migrantes.

“Polonia tiene la intención de responder positivamente a la petición de nuestro aliado de la OTAN y socio de la UE. Un equipo de asesores militares aportará conocimientos sobre el terreno sobre la seguridad fronteriza, también en términos operativos”

Jacek Siewiera, jefe de la Oficina polaca de Seguridad Nacional

Según el Kremlin, actualmente en la frontera ruso-finlandesa “no hay ninguna tensión”, pero esta puede surgir con el envío de “agrupaciones adicionales” a la zona.

“Los finlandeses deben ser conscientes de que aumentar la concentración de unidades militares en nuestras fronteras supondrá una amenaza para nosotros”, recalcó.

Previamente, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, confirmó que Moscú ha recibido la comunicación oficial de Helsinki sobre el cierre del último puesto fronterizo que quedaba abierto entre ambos países desde el 30 de noviembre.

Mientras, Finlandia y los países bálticos alertaron este miércoles de la “amenaza” que supone lo que aseguran es una instrumentalización de migrantes por parte de Rusia en la frontera finlandesa, con ocasión de una reunión de ministros de Exteriores de la OTAN en Bruselas.

Según el primer ministro finlandés, Petteri Orpo, la clausura del puesto fronterizo de Raja-Jooseppi, el único de los ocho que permanecía abierto, es una medida “necesaria y proporcionada” que estará vigente hasta el 13 de diciembre.

Una vez entre en vigor, no será posible solicitar asilo en la frontera terrestre con Rusia, la más larga de la Unión Europea con mil 340 kilómetros, y los únicos puntos donde se permitirá serán los puertos y aeropuertos internacionales del país nórdico.

Sanna Marin, primera ministra finlandesa, Sauli Niinist, presidente de Finlandia/ AFP

Volodímir Zelenski se prepara para un invierno a la defensiva y ordena construir más fortificaciones

Tras no conseguir avanzar como esperaba con la contraofensiva de este verano, Ucrania se prepara para un invierno a la defensiva ante un Ejército ruso que ha vuelto a la carga en el este con nuevas ofensivas masivas que le han permitido recuperar la iniciativa.

En estas circunstancias, el presidente Volodímir Zelenski anunció en su discurso a la nación de anoche que ha ordenado “reforzar de forma significativa” las fortificaciones defensivas ucranianas.

“Los fondos existen y todas las decisiones están tomadas. Ahora debe hacerse el trabajo correspondiente sobre el terreno. Todo está perfectamente detallado. Hay minas (explosivas) y cemento suficientes”

Volodímir Zelenski sobre las órdenes que ha dado a las autoridades correspondientes

El presidente ucraniano señaló que “se necesita más rapidez y efectividad” en el refuerzo de las fortificaciones. “Todos los que responden de esto tienen tareas claras”, remachó el jefe del Estado.

Según muchos expertos militares, la contraofensiva ucraniana no logró los objetivos esperados este verano debido, en gran parte, a la solidez de las fortificaciones construidas por Rusia en el sur.

Mientras Ucrania preparaba su contraofensiva y esperaba de sus aliados occidentales más armas y munición para poder lanzarla, Rusia se dedicó a sembrar densos campos de minas y a construir y desplegar otros tipos de obstáculos que han dificultado enormemente el avance ucraniano.

[object Object]

Rusia prepara la asistencia de Lavrov a la reunión de la OSCE a la que no asistirá Kiev y los países bálticos

Rusia aseguró que prepara la visita a Macedonia del Norte de su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, para participar el jueves en la reunión ministerial de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), a la que no asistirán Ucrania y los países bálticos.

“Los preparativos de la visita están en marcha. Se hace todo lo posible para que el trabajo del Consejo de Ministros de Exteriores transcurra de manera constructiva”

María Zajárova, portavoz de Exteriores, en rueda de prensa

La diplomática acusó a Estados Unidos y algunos países occidentales de “hacer todo lo que está en su poder para impedir la participación normal” de Rusia.

También reconoció que hay países que admiten que la OSCE es una organización que se encuentra “al borde del colapso” y están dispuestos a evitarlo.

En cambio, añadió, hay otros “que están dispuestos a poner en juego la existencia de esa organización únicamente para satisfacer sus ambiciones enfermizas”.

Zajárova también lamentó que varios periodistas rusos no han recibido visados para cubrir el evento.

Lavrov se mostró dispuesto el martes a acudir a Skopje si Bulgaria permite el sobrevuelo de su avión, algo que ya confirmó el Ministerio de Exteriores búlgaro.

Por su parte, el jefe de la diplomacia ucraniana, Dmitró Kuleba, anunció la víspera que no asistirá a la reunión de la OSCE en protesta por la presencia de su homólogo ruso, al igual que las tres repúblicas bálticas.

“Durante los últimos dos años hemos sido testigos de cómo un Estado participante de la OSCE ha tratado activa y brutalmente de aniquilar a otro. Seamos muy claros: la guerra de agresión y las atrocidades de Rusia contra su vecino soberano y pacífico Ucrania viola descaradamente el derecho internacional, incluida la Carta de la ONU, y constituye un ataque a la OSCE y sus principios”, señala la declaración conjunta de los Ministerios de Exteriores estonio, letón y estonio.

A su vez, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, tampoco tendrá ningún tipo de interacción con el ministro ruso, según fuentes diplomáticas estadounidenses, que destacaron que Rusia está “totalmente aislada” entre los 57 Estados que forman la OSCE.

“No va a haber interacción con la Federación rusa. De hecho, no creo que haya ningún cruce en los pasillos con el secretario Blinken”, aseguró a preguntas de la agencia de noticias EFE el embajador estadounidense ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, Michael Carpenter.

La Unión Europea (UE) ha declarado, por su parte, que la participación de Lavrov en un foro diplomático como la OSCE no supondría una violación de las sanciones contra Rusia por la guerra en Ucrania.

El año pasado Polonia, que acogía en la ciudad de Lozd la reunión ministerial de la OSCE, le negó la entrada a Lavrov con el argumento de que las sanciones por la agresión a Ucrania incluyen el cierre del espacio aéreo de la UE a lo aviones rusos.

Serguei Lavrov