Geek

'Trials of Mana'; un clásico de los 90 en su mejor forma (Reseña)

Trials of ManaSquare-Enix

Luego de años si poder debutar en occidente, 'Trials of Mana' llega en un remake que muestra la mejor cara de este clásico de los 90.

'Trials of Mana' es uno de esos tantos juegos que por diversas razones jamás llegó a occidente en su momento, esto a pesar de ser una continuación de 'Secret of Mana', título que sí debutó en esta parte del mundo en la ya lejana década de los 90.

Trials of ManaSquare-Enix

Ahora, varios años después, Square-Enix nos trae por primera vez este juego en forma de un remake en toda la extensión de la palabra, pues recrea escenarios, personajes, historia y mecánicas como si fuera un título pensado para la actual generación.

El resultado es un juego, que aunque no se aleja de su origen, resulta muy divertido e interesante, además de tener ese espíritu de la era dorada de los JRPG.

La vieja historia de salvar al mundo

La historia de 'Trials of Mana' podría parecer lo más simple y cliché del género: el Árbol del Maná se está marchitando, lo que provoca que el mundo poco a poco pierda el equilibrio; será deber de un grupo de aventureros restaurar el orden con ayuda de la legendaria Espada del Maná.

Si bien nada se aleja de los cánones del género, lo que hace destacar a la trama es que cada uno de los personajes tiene una historia de trasfondo que el mismo jugador puede conocer, sin limitarse a un protagonista único.

RieszSquare-Enix

Al inicio del título te dan a escoger a tu personaje principal, el cual se convierte en el protagonista; pero no es la figura central per se, así como tú pudiste escoger a Angela, otra persona habría elegido a Durán, teniendo una experiencia totalmente distinta.

Esto hace que las tramas se sientan orgánicas, pues cada uno de los personajes tiene un objetivo, que al final converge en la narrativa principal, donde deben de buscar la legendaria espada y salvar al mundo.

Un gameplay que envejeció dignamente

El título no hace muchas modificaciones al gameplay base, porque no las necesita, este sigue funcionando muy bien en la actualidad, lo que habla de su maduración y un envejecimiento digno.

Tú manejarás a uno de los protagonistas, mientras la IA se encarga del resto del equipo (integrado por otros dos personajes); el sistema de combate se basa en la acción en su mayoría, combinado con algunos comandos RPG para desatar las habilidades especiales, usar magia o ítems.

Trials of ManaSquare-Enix

A esto hay que sumar los tradicionales "niveles", que suben nuestras estadísticas cada que juntamos experiencia; aunque con el extra de que obtenemos un punto de habilidad que podemos asignar a alguno de los atributos que queremos mejorar, que a su vez desbloquearán habilidades extra o magias más poderosas, entre otras cosas.

Aún más, una vez que hayamos alcanzado cierto nivel, podremos cambiar de clase, obteniendo un nuevo aspecto estético y una mejora en física en general. Este movimiento llega en un momento justo, pues cambia la dinámica del juego que para ese entonces podría sentirse repetitiva.

Estéticamente imperfecto

Aunque este remake destaca en su historia y gameplay, en cuestiones estéticas y desempeño está un poco desequilibrado. Por un lado, la música y el apartado visual son hermosos, el juego enamora sólo con ver los paisajes coloridos, el gran diseño de personajes y el buen trabajo en la banda sonora.

Todo encaja muy bien en la obra, sintiéndose acorde con el contexto de la trama y respetando el original del SNES, que aunque no lo tuvimos de este lado del mundo, muchos fans llegaron a experimentarlo por diversos medios.

Trials of ManaSquare-Enix

Del otro lado, así como en el remake de 'Secret of Mana', Square-Enix hace un pésimo trabajo con las voces en inglés; aunque son mejores que las del juego anterior, aún se sienten sobreactuadas y un poco fuera de lugar.

Sumado a esto tenemos los subtítulos en español, que cambian totalmente el sentido de varias frases, narrando una historia diferente en varios casos. Y claro, no podemos olvidar los eternos tiempos de carga entre escenarios y al momento de iniciar la partida.

Un remake que es un juego nuevo

Aunque 'Trials of Mana' sea un remake en el sentido estricto de la palabra, el no haber llegado a occidente en su momento juega a su favor, pues gran parte del público lo jugará por prima vez, lo cual permitirá una mejor inmersión en la obra.

Esto también implica que el factor nostalgia no juega ni a su favor ni en contra, teniendo ante nosotros el remake más "libre" de los últimos tiempos.

Así, el título destaca por sí mismo, siendo muy agradable para todo aquél que guste de los JRPG. Sí, sus mecánicas simples palidecen cuando se le compara con exponentes de última generación; sin embargo, es esa simplicidad, inocencia e ingenuidad la que lo dotan de un aire desenfadado, por decirlo así.

En un mundo donde los videojuegos se quieren tomar demasiado en serio, 'Trials of Mana' nos recuerda lo simple de la vida, donde no se necesitan tramas intrincadas con simbolismos exagerados; sólo una princesa que busca a su hermano o un guerrero que quiere derrotar a un villano.