Geek

Reseña Cine: Batman v Superman

Batman v SupermanWarner Bros

No es gloriosa, tampoco horrible; sólo un primer paso.

Llegó el día, Batman v Superman está aquí, las dudas, miedos y expectativas serán aclarados en sólo 2 horas y media de metraje. Obviamente, las preguntas son: ¿Es la película de superhéroes definitiva? ¿Warner creó una obra horrible que acabó con su no iniciado universo en cine? Ni una, ni la otra. Veamos el por qué de esta afirmación, que probablemente sea extraña para muchos.

Como pudimos ver en los trailers, la cinta nos pone poco tiempo después del ataque de Zod a la Tierra y de la destrucción que él y Superman causaron en Metropolis; ante esa demostración de poder, las autoridades se preguntan acerca de la naturaleza del kryptoniano, la responsabilidad que este debería de tener para con las personas que fueran afectadas por sus acciones imprudentes. Quienes se muestran más interesados en su figura, por representar una posible amenaza, son Lex Luthor y Bruce Wayne, ellos desarrollarán planes de contingencia para detener a este ser todo poderoso.

Reseña Cine: Batman v Superman

Con esto en mente, la trama se va desarrollando de una manera similar a la muy criticada Man of Steel, estableciendo primero todo el contexto de los personajes (motivaciones, dudas, valores y odios), así como del mundo en el que viven, exponiendo la problemática de los superseres y vigilantes en una comunidad similar a la nuestra. Lamentablemente, si bien no se hace del todo mal y es necesario para ubicarnos en la trama, esta parte es muy aletargada; además de que no se expone nada novedoso, el propio Zack Snyder nos mostró cómo es la dinámica del héroe en un aparente plano real con Watchmen hace ya varios años.

Sin embargo, un muy rápido cameo hace que la película comience a tomar ritmo, dándonos un festival de fan service como pocas veces se había visto en el género. Se comienza a hilar la información dando sentido a lo que estamos viendo (por lo menos el suficiente para este tipo de cintas, pues hay varios agujeros que no acaban de ser explicados); la acción se vuelve vertiginosa, más  con la esperada unión de la Trinidad de DC.

A lo anterior hay que sumarle los guiños al futuro del universo cinematográfico, algunos muy arteros, otros más sutiles; que emocionarán a más de un fan de hueso colorado.

Bien, pero nada de eso funcionaría de no ser por los personajes; otro gran punto de polémica porque el cast no inspiraba confianza. De una vez digámoslo; Ben Affleck está bien como Batman, a secas, no le agrega nada al personaje, pero tampoco lo rebaja, aunque el tono más violento del mismo puede chocar con algunos espectadores; Cavill se muestra más a gusto con el kryptoniano, aunque la misma trama lo mantiene en un perfil muy bajo hasta casi el final; quienes sí sorprenden y con gusto son la Mujer Maravilla, Alfred y Luthor. En cuanto a personalidad, Gadot cubre con creces a la princesa de Themiscyra y su aparición como tal es espectacular; sí, está el gran problema de no tener un físico poderoso, fuera de eso, es todo un descubrimiento para las películas de superhéroes; Irons, por su parte, entrega un Alfred carismático y sarcástico, que se complementa muy bien con la obsesiva personalidad de Batman; por último, Eisenberg le da un giro total a Luthor, pues es más psicopático que otras versiones del mismo, no por eso pierde su privilegiada inteligencia, de hecho, el plan que crea para contener a Superman es por demás elaborado.

Aún así, también hay desperdicios en cuanto a casting; el más claro es el de Lois Lane. Desafortunadamente, el staff de la cinta decidió regresar a la reportera a su versión primera, donde más que una periodista fuerte y decidida, era la damisela en peligro que estaba ahí para ser rescatada por Superman; llega un punto en que eso se vuelve chocante, rebajando partes importantes de la historia.

En cuanto a la calidad técnica, los efectos y el CGI están bien logrados, nada del otro mundo, es sí, se abusa en extremo de la cámara lenta (un vicio de Snyder); la música es buena, aunque tampoco sobresale por sí misma.

Ahora bien, más allá de lo insufrible que es el primer acto de la cinta, ¿Cuál es el verdadero problema de Batman v Superman? Que no hay sorpresas. Así es, si viste todos los trailers, clips, spots e imágenes que se liberaron en desde inicios de marzo, tu tarea como público consistirá en unir de manera lógica todo; sólo hay un par de eventos que te podrían levantar de tu asiento, fuera de eso, ya viste lo esencial. Asimismo, es demasiado obscura, tanto en temática, como en tratamiento; diamentralmente opuesta a lo que se nos ha mostrado desde hace ya varios años, incluso podemos afirmar que es la cinta superheroica más triste y desesperanzadora que se haya visto.

Todo esto hace que la cinta sólo tenga dos vertientes, o la amas, o la odias; no hay un punto medio. De ahí que se diga por un lado que es la mejor película de superhéroes, pero por el otro, que es un gran fracaso.

Al final, Batman v Superman concluye como inicio, dentro de una gran polémica que dividirá al público asistente. A quienes les guste, no encontrará defectos en ella, quienes la odien, no encontrarán virtudes; a pesar de contar con puntos altos y bajos por igual. DC dio su primer paso a la construcción de su universo, sí, es un paso un tanto dubitativo en la obscuridad más profunda; pero si todo sale bien mis queridos lectores, la luz llegará dentro de un año con Liga de la Justicia; ¿por qué? Porque les aseguramos que esa será la gran película de Superman, el símbolo de lo bueno, lo justo y la esperanza.

A la manera nietzcheana; Warner nos arrojó a un abismo, a partir de ahora veremos si también nos llevan a atravesarlo.