Geek

FOTO: Telescopio logra capturar a una "mariposa espacial"

Mariposa EspacialESO

Se trata de una burbuja de gas ubicada a una distancia entre 3 mil y 6500 millones de años luz de la Tierra.

El Very Large Telescope del Observatorio Europeo Espacial (ESO) presentó la imagen de lo que se ha denominado una "mariposa espacial", la cual estaría a una distancia entre 3 mil y 6500 millones de años luz de la Tierra.

Se trata de una burbuja de gas (nebulosa) conocida como NGC 2899, ubicada en la constelación de Vela; ya se tenía conocimiento de su existencia desde hace tiempo, pero nunca se había fotografiado con tanto detalle.

La nebulosa se extiende a dos años luz de su centro y puede alcanzar una temperatura de hasta 10 mil grados; este calentamiento se produce por la radiación de su estrella principal, lo que también provoca su singular coloración, pues a altas temperaturas, el hidrogeno brilla de color rojo, mientras que el oxígeno de azul.

Resembling a butterfly with its symmetrical structure, beautiful colours, and intricate patterns, this striking bubble of gas, NGC 2899, appears to float and flutter across the sky in this new picture from our VLT.

Credit: @ESOhttps://t.co/IseDOa6YRe pic.twitter.com/gPpSBa2N9y

— ESO (@ESO) July 30, 2020

La "mariposa espacial" originalmente era una crisálida

Más allá del espectáculo que ha sido la "mariposa espacial", lo que sorprendió a los astrónomos es que esta no era la forma original del la nebulosa NGC 2899, hasta hace poco esta se asemejaba a una crisálida; sí, antes era un capullo.

Como si se tratara de un fenómeno propio de los insectos, la nube de gas se rompió para dejar salir esta nueva apariencia similar al de una mariposa. Cosa que ha sido analizada por los científicos, pues no es algo tradicional en el espacio.

Creen que la nebulosa mantuvo su forma original durante miles de años antes de estallar, un tiempo relativamente corto en términos astronómicos.

Lo anterior debido a la muerte de una de las dos estrellas que conforman centrales que conforman la constelación de Vela, esto provocó que la segunda luminaria comenzara a afectar a la nube, llevándola a su límite hasta el punto de cambiar su naturaleza.

Con información de ESO.