Geek

La emisión del rayo azul solo puede ser observada desde el espacio

Un equipo de astrofísicos ha captado por primera vez en la historia la emisión de un rayo azul desde la Tierra en el primer microsegundo hasta su propagación hasta la estratósfera.

El equipo multidisciplinario en el que participa la Universitat de València (UV) publicó sus observaciones y resultados en la revista Nature en donde indican que la emisión del rayo azul de la Tierra afecta el estudio del calentamiento de las zonas más altas de la atmósfera terrestre y al Circuito Eléctrico Global (CEG).

¿Cómo se originan los rayos azules de la Tierra?

De acuerdo al estudio, la separación de cargas eléctricas genera un movimiento ionizador de los componentes de la atmósfera Tierra que se produce desde el interior de una tormenta; esto da lugar a potentes rayos azules que se desplazan entre las nubes, al sueño y viceversa.

Sin embargo, existen otros fenómenos llamados blue jets, blue glimpses y blue starters que parecen ser chorros de rayos azules más potentes que ascienden desde la nube hasta partes más altas de la Tierra.

Los expertos indican que estos se originan a unos 10 a 15 kilómetros de la altura de las nubes y ascienden a la atmósfera por lo que solo pueden ser observados desde el espacio, tal y como aconteció con el rayo azul que el equipo registró por primera vez.

El equipo conformado por investigadores daneses y noruegos, además de la participación Víctor Reglero, quien es catedrático de Astronomía y Astrofísica de la UV e investigador del Image Processing Laboratory (IPL) fueron quienes detectaron y caracterizaron al rayo azul.

Esto gracias a la determinación de su posición, duración, evolución en forma ascendente y veracidad desde su origen la capa superior de las nubes de la Tierra; esto también hizo posible establecer la relación del rayo azul relación con el microsegundo.

“Se trata de erupciones de plasma que se originan a 16 kilómetros desde la nube y parten en cuestión de microsegundos, hacia las zonas más altas de la estratósfera”Víctor Reglero, investigador

Con información de Europa Press y EFE.