Asteroide que cayó en Yucatán provocó extinción de los dinosaurios, confirma estudio

Extinción de los dinosaurios
Extinción de los dinosauriosPixabay

Esta conclusión se deriva de modelos matemáticos que incluyeron factores ambientales para saber cómo respondería el clima de la Tierra al impacto.

El impacto de un asteroide en México, y no la actividad volcánica, fue la principal causa de la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años, confirmó un nuevo estudio realizado por científicos británicos.

La investigación fue publicada el pasado 29 de junio en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

¿Por qué descartaron la actividad volcánica como responsable de la extinción?

Por décadas, la comunidad científica ha intentado descubrir qué fue exactamente lo que acabó con aproximadamente el 75 por ciento de toda la vida en la Tierra, cuando existían los dinosaurios.

Algunos estudios lo adjudican a la intensa actividad volcánica que se registraba en el territorio de lo que hoy es la India, pero un nuevo estudio sostiene que el principal culpable fue el impacto de un asteroide gigante que dio origen al cráter de Chicxulub, ubicado al noroeste de la península de Yucatán, en México.

“Los efectos de las intensas erupciones volcánicas no fueron lo suficientemente fuertes como para perturbar sustancialmente los ecosistemas globales”.
Alessandro Chiarenza, líder de la investigación.

“Invierno de impacto”, el efecto de la colisión que provocó la extinción

Los autores del estudio, investigadores del Imperial College London, la Universidad de Bristol y el University College London, explicaron que más allá del impacto, la colisión interfirió significativamente con el clima y los ecosistemas de la Tierra, lo que elevó su capacidad destructiva.

"Demostramos que el asteroide causó un impacto en el invierno durante décadas, y que estos efectos ambientales diezmaron los ambientes adecuados para los dinosaurios”.
Alessandro Chiarenza, líder de la investigación.

En un comunicado, Alessandro Chiarenza, líder de la investigación y estudiante de doctorado en el Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra, explicó que el impacto provocó un “invierno de impacto”, es decir, un "invierno" semipermanente creado por partículas capaces de bloquear la luz solar que son expulsadas a la atmósfera después de un impacto.

¿Cómo se realizó el estudio?

Para llegar a esta conclusión, los investigadores utilizaron modelos matemáticos que incluyeron factores ambientales, para determinar cómo respondería el clima de la Tierra a dos posibles causas de extinción separadas: el vulcanismo y el impacto de los asteroides.

Así, el equipo descubrió que el gigante asteroide pudo haber liberado enormes cantidades de gas y partículas en la atmósfera, bloqueando el sol durante años. 

Esto habría creado una especie de invierno semipermanente, haciendo que el planeta no fuera habitable para la mayoría de sus pobladores.

También descubrieron que la actividad volcánica podría haber ayudado a la vida a recuperarse con el tiempo, ya que si bien los volcanes liberan gases y partículas que bloquean la luz solar, también liberan grandes cantidades de dióxido de carbono que se habría acumulado en el atmósfera, provocando el calentamiento del planeta.

Con información de Space.com.

0
comentarios
Ver comentarios