22 de septiembre de 2021 | 12:48
Estilo de vida

Volkswagen: Restauran vocho del año 1967 en fábrica de Puebla (VIDEO)

Annie es un Vocho que ha estado con su dueña desde 1967. Volkswagen se ofreció a restaurarlo luego de conocer la historia.
Vocho Annie
Compartir en

Encariñarse de un coche puede resultar más común de lo que parece. Tal es el caso de Kathleen Brooks, una mujer de California quien tiene una relación de años con su Vocho; al cual nombró como Annie.

Annie es un Vocho color rojo rubí del año 1967. Su interior es blanco de vinilo y tiene 53 caballos de fuerza.

Volkswagen restaura a Annie; fue un verdadero reto

La historia de Kathleen con el Vocho llamado Annie comenzó en el año 1966, cuando Kathleen decidió comprar el VW Sedán 1967. Desde entonces, Kathleen y Annie han sido inseparables.

La compañía Volkswagen de Puebla contactó a Kathleen luego de conocer su historia.

Así que le ofrecieron a Kathleen restaurar su Vocho en forma de agradecimiento y celebración por su lealtad a la marca.

La restauración de Annie se realizó en la fábrica de VW Puebla, misma en donde se ensambló el último Vocho en el año 2003.

Esta restauración duró 11 meses y estuvo a cargo de Augusto Zamudio del departamento de Mecatrónica.

El proyecto significó un verdadero reto para Volkswagen, pues Annie ya había perdido su color original debido a la exposición al Sol y a la brisa salada característica de las Costas de California.

Para bajar las ventanas, Kathleen necesitaba la ayuda de un desarmador. Además, los asientos estaban bastante desgastados.

Por si todo eso fuera poco, el motor del Vocho también se encontraba significativamente descuidado; pues el kilometraje marcaba 560 mil kilómetros; el equivalente a dar 14 vueltas al mundo.

El resultado de la restauración es realmente asombroso

Como parte del trabajo de la restauración, el Vocho recibió un set de frenos y un motor nuevo.

El Vocho también fue repintado en su color original, el cual se obtuvo gracias a una parte de la guantera que aún lo conservaba.

La estructura de Annie fue reforzada con partes de un Vocho 1980. ¡Incluso grabaron su nombre en los asientos!

Cuando Kathleen vio a su inseparable Annie, no podía creer el resultado.

“Esto es lo que había soñado, pero no tenía idea de que se vería tan bien. En una escala de 1 a 10, quería un 10. Ella es un 25”

Kathleen Brooks

Annie es sumamente especial para Kathleen

Antes de iniciar el trabajo de restauración, Kathleen explicó el motivo por el que Annie es tan especial, misma razón por la que nunca se deshizo del Vocho.

Kathleen explica que le recuerda mucho a ella misma.

Además de que Annie estuvo con ella durante momentos emblemáticos de su vida, tales como su boda, su divorcio, la compra de su casa y su propio negocio.

“Me recuerda mucho a mí misma: vieja, desgastada, oxidada y abollada […] pero ha estado conmigo a través del matrimonio, divorcio, la compra de una casa, mi propio negocio, varios trabajos y tres batallas contra el cáncer”

Kathleen Brooks