30 de julio de 2021 | 23:45
Estilo de vida

Veneno de tarántula podría ser un analgésico efectivo

El veneno de tarántula verde peruana podría ser un analgésico sin riesgo de adicción por opioides.
Tarántula
Compartir en

Un grupo de investigadores ha desarrollado un analgésico a base del veneno de una tarántula que habita en Chile, el cual podría ser altamente efectivo.

Los científicos de la Universidad de California en Davis, han estado desarrollando un analgésico a base del veneno de la tarántula verde peruana (Thrixopelma pruriens).

Este analgésico de tarántula, según indican, no tendría el riesgo de desarrollar una adicción por opioides y aunque aún está en estudio y faltan los ensayos clínicos, los resultados parecen ser prometedores.

“Para los dolores fuertes, los medicamentos como el ibuprofeno o la aspirina no son lo suficientemente fuertes. Los opioides son lo suficientemente fuertes, pero tienen el problema de desarrollo de la tolerancia y la adicción”

Heike Wulff, farmacólogo e investigador

Según indica el estudio, los científicos desarrolladores ejecutan técnicas en el veneno de tarántula de biología computacional sobre los péptidos venenosos.

La idea es convertir dosis mínimas de proteínas en sustancias útiles y, de acuerdo a los resultados ya se han encontrado varios beneficios útiles del veneno de tarántula.

El veneno de tarántula podría bloquear el dolor

Uno de los resultados que se han encontrado tras desarrollar el analgésico a base de veneno de tarántula, es que puede bloquear los canales que transmiten señales de dolor.

De momento esta proteína únicamente se ha encontrado en la tarántula verde peruana -nombrada así por el color de su pelo-, misma que en realidad se encuentra en Chile.

La tarántula verde peruana puede llegar a crecer entre 5 y 10 centímetros de largo y aunque son dóciles, son bastante asustadizas, por lo que si se sienten amenazadas dispararán pelos punzantes.

“Las arañas y los escorpiones tienen millones de años en la evolución optimizando péptidos, proteínas y venenos de moléculas pequeñas en su veneno, que podemos aprovechar. Los mismos venenos que pueden causar dolor y disfunción neurológica también pueden ayudar a que los nervios funcionen mejor y reduzcan el dolor”

Bruce Hammock, entomólogo de la Universidad de California

Con información de FayerWayer y Daily Mail.