De acuerdo con varios blogs especializados, un bebé arcoíris es aquel que nace tras un aborto espontáneo o la muerte de un recién nacido.

Es decir, se le llama bebé arcoíris a aquel bebé que llega tras el duelo de la muerte y/o de un embarazo.

Estos bebés ayudarían a sanar las heridas emocionales en ambos padres por lo que el nombre sería un simbolismo.

Pues cabe recordar los arcoíris solo se pueden ver después de la lluvia, por lo que el nombre vendría del dicho: ‘después de la lluvia viene la clama’.

Incluso hay varios estudios los cuales constatan que los bebés arcoíris gestados antes de los 6 meses de cumplirse la perdida, tienen un 33 por ciento menos de riesgo.

[object Object]

Sin embrago, para los padres que perdieron a un bebé sería complicado emocionalmente planear tener otro.

Por lo que se recomienda a los padres obtener ayuda psicológica para sobrellevar el duelo perinatal antes y durante el embarazo de un bebé arcoíris.

¿Cuándo se considera el momento de tener un bebé arcoíris?

Debido a que la perdida de un bebé conlleva fuertes emociones, no existe un momento adecuado para la llegada de un bebé arcoíris.

Y es que los psicólogos recomiendan intentar tener un bebé nuevamente cuando “la ilusión” de un bebé arcoíris supere “al miedo” que ha dejado el bebé estrella.

¿Qué es un bebé estrella y cómo se relaciona con los bebés arcoíris?

Un bebé estrella es aquel que solo vivió en el vientre materno por un corto periodo o que murió poco tiempo después de haber nacido.

A los bebés estrella también se le llama ‘bebés cometas’ y es que el nombre viene del simbolismo de una estrella fugaz.

Es decir este nombre representa una existencia ‘hermosa’ pero que no duró un largo periodo; sin embargo, durante su paso logró dejar un bello recuerdo en su familia.