¿Aburrido en el trabajo? ¡Sacúdete ese malestar y cambia tu día!

Consejos
Tu jornada laboral te pesará menos si sigues estos consejos.Especial

Sí, la rutina termina siendo tediosa y estar tantas horas en la oficina puede ser devastador. Aquí algunos consejos para que no te sientas tan abrumado.

La semana apenas está arrancando y seguramente te ha costado mucho trabajo después de unos días de vacaciones (si es que eres de los afortunados que los tuvo). Odiar los lunes y medio amar los martes es parte de una rutina que parece no terminar, llegar al trabajo, encender tu computadora y convertirte en ese robot que muchas veces has detestado, hace que te sientas decaído, con sueño, desganado y más.

Si esto te suena familiar, lo más probable es que te sientes aburrido en el trabajo, y es probable que necesites de manera urgente deshacerte de esa situación.

Antes de llegar a las soluciones, aquí hay 5 razones por las que probablemente te sientes aburrido en el trabajo:

Hay un desajuste entre tu interés y lo que haces

Es muy común que nuestro trabajo no coincide con lo que nos hace realmente felices, y seguramente te cuestionas las razones por las que aplicaste para lograrlo. ¿Fue por el salario? ¿no tenías otra opción?

Si estas son tus principales preocupaciones, es necesario reconsiderar tus intereses en este trabajo.

No estás utilizando plenamente tus capacidades

Cada uno tiene sus fortalezas y talentos. Cuando tus capacidades no se utilizan plenamente en el trabajo, es posible que las tareas asignadas no te reten en lo absoluto o peor aún, que empieces a cuestionar tu valor en la empresa y poco a poco perder la motivación en el trabajo.

Tienes poca oportunidad para el crecimiento y el aprendizaje

Imagina que haces las mismas tareas durante dos semanas o dos meses o dos años, una y otra vez. ¿Cómo te sentirías? Sí,  aburrido hasta el cansancio.

Si tu empresa no proporciona suficientes oportunidades para crecer y aprender, y no crees que exista mejora alguna, te sentirás decepcionado y probablemente se aburrido en el trabajo.

Tienes demasiado tiempo de inactividad

Es importante tomar descansos en el trabajo. Pero cuando se está demasiado tiempo libre, es un problema. Cuando se tiene demasiado tiempo de inactividad, tu mente vaga hacia otro lugar y aunque no lo creas, estos pensamientos se generan porque estás aburrido.

Te sientes agotado y cansado

Tienes tantos objetivos a alcanzar en la vida, o cosas para gestionar más allá del trabajo, que tu energía no se enfoca en eso y constantemente te distraes.  Mientras sientas que no estás logrando tus metas y sientes que vas gateando en un maratón de 42 kilómetros, serás la persona menos motivada e interesada en su trabajo, que si, te aburre aún más.

¿Qué hacer?

Se podría pensar que está bien enfrentar tu aburrimiento en otro momento, pero cuanto más tiempo lo pongas en espera, las consecuencias serán peores.

Desarrollas malos hábitos. Muchas personas a alivian su aburrimiento con el consumo de alcohol, comidas poco saludables, o la realización de acciones de riesgo en el trabajo.

Salud Mental pobre. Un estudio demostró que los adultos jóvenes o recién graduados, pueden desarrollar depresiones o estados de ánimo negativos, ya que “se ven obligados a hacer el trabajo que no s les gusta y ser cumplidos.”

Baja productividad. Como he mencionado antes, cuando estas aburrido y desinteresado en lo que haces, tu productividad disminuye drásticamente.

Ahora sí, a lo que vamos…  Si quieres solucionar esta situación, informa a tu jefe cómo te sientes y que exista  una retroalimentación. Para ello, las personas deben ser las correctas de tal manera que te entiendan, te escuchen y te ayuden. Puedes solicitar para tareas más difíciles o trabajo que se ajuste a tus intereses.

Trata de hacer más de lo que se espera

Para utilizar tu capacidad y tiempo en totalidad, trata de hacer más de lo tu jefe pide. Después de terminar las tareas repetitivas o sin reto, pasar algún tiempo haciendo tareas más allá de tus responsabilidades. A medida que pasa el tiempo, tu jefe se dará cuenta y (ojalá) sepa reconocer tu ética de trabajo.

Aprender nuevas habilidades en tu tiempo libre

Si tienes demasiado tiempo de inactividad, amplía tus conocimientos y aprende algo nuevo.

Toma descansos para combatir el cansancio

Nunca dudes en tomar un descanso. Es crucial si quieres lograr más. Vuelve al trabajo cuando te sientas preparado. No subestimes el poder de un breve descanso.

Dejar el trabajo si lo ves necesario…

Si todavía encuentras tu trabajo aburrido, después de haber intentado todos los métodos de arriba,  debes considerar dejar tu trabajo actual. Las oportunidades están en todas partes, puede haber un mejor trabajo esperando por ti.

0
comentarios
Ver comentarios