Estilo de vida

Hallan esqueletos africanos en CDMX; fueron esclavos

Esqueletos africanosRodrigo Barquera / Current Biology

Los esqueletos mostraron evidencias de malos tratos y deficientes condiciones de salud.

Investigadores en la Ciudad de México encontraron tres esqueletos de origen africano en una fosa común; según indican las investigaciones, estos habrían pertenecido a esclavos llegados al territorio en los primeros años de la conquista, es decir, serían de los primeros esclavos no nativos en América. 

“Según nuestro conocimiento, son los primeros africanos de primera generación identificados genéticamente en las Américas”Johannes Krause

En un articulo publicado en la revista Current Biology, los científicos explican que los cuerpos fueron enterrados en una fosa común cercana al antiguo sitio del Hospital Real de San José de los Naturales, que originalmente estaba dedicado a atender a indígenas. 

La antigüedad de los esqueletos fue ubicada en el período colonial del siglo XVI, lo que indica que estas persona formaron parte del primer  grupo de africanos secuestrados y traídos a América por el sistema de comercio de esclavos

Tres esclavos con una vida sombría

Además de conocer el origen de los esqueletos y conseguir ubicarlos en una época, los científicos consiguieron identificar algunos de los rasgos que marcaron la vida de los tres esclavos: una vida de abuso y malos tratos. 

Además de la migración forzada, los esclavos habrían sufrido violencia física y exposición constante a enfermedades infecciosas, detalló Johannes Krause del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana.

El Hospital Real de San José de los Naturales

El hospital se encontraba muy cerca del lugar en donde hoy se ubica la estación del metro San Juan de Letrán de la línea 8, en pleno corazón de la capital de México. 

De acuerdo con una investigación de la doctora en estudios mesoamericanos y maestra en antropología por la UNAM, Abigail Meza, publicada en la revista Arqueología Mexicana, en 1992 se encontraron los primeros restos del hospital y tras las obras de recuperación, hallaron al menos 600 esqueletos, entre ellos 20 de origen africano

La institución dedicada a la salud de los indígenas, fue fundada en el siglo XVI por fray Pedro de Gante; en las instalaciones también había un panteón y una capilla, además de una especie de teatro que probablemente fue utilizado por religiosos para evangelizar a través de representaciones escénicas. 

Durante su historia, el hospital cambió de administración en repetidas ocasiones; estuvo en manos de los franciscanos y los hermanos hipólitos, entro otros. En 1822 fue clausurado.