Dormir frente al televisor encendido te aumentaría de peso: Estudio

Mujer durmiendo
Mujer durmiendo.Gregory Pappas/Unsplash

Incluso dormir con la luz encendida podría tener el mismo efecto en el cuerpo.

Dormir en una habitación con luz o con la televisión encendida estaría relacionado con el aumento de peso en las mujeres, sugiere un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud en los Estados Unidos.

De acuerdo al informe, dormir en este tipo de condiciones altera el ritmo circadiano (cambios físicos, mentales y conductuales que responden a la luminosidad del ambiente) en un durmiente, suprimiendo también la hormona del sueño, la melatonina.

Puedes leer: Quiere que Tinder verifique el peso de las mujeres "para no salir con gordas"

Los investigadores analizaron los datos de 43,722 mujeres estadounidenses, con una edad entre los 35 a 74 años de edad, que no contaban con antecedentes de cáncer o enfermedades cardiovasculares. Tampoco trabajaban por turnos, ni dormían siestas durante el día o estaban embarazadas cuando comenzó el estudio. Ningún hombre fue consultado para el estudio.

Resultados de la investigación

Comparando las referencias de la altura, el peso y el índice de masa corporal (IMC) de cada mujer antes y después de cinco años, los investigadores encontraron que las mujeres que dormían con una luz encendida o un televisor prendido tenían un 17 por ciento más de probabilidades de ganar 5 kilogramos o más en un periodo de cinco años.

Recomendamos: Esta es la cantidad de hijos que NO deberías tener si quieres alejarte del estrés

También tuvieron un 22 por ciento de probabilidades de tener sobrepeso y un 33 por ciento de obesidad; en comparación, aquellas que descansaban con una luz nocturna no aumentaron de peso, mientras quienes dormían con una luz encendida en el exterior de su cuarto son mucho menos propensas a subir de peso.

También causa problemas del sueño

Los investigadores también encontraron una relación entre dormir con luces artificiales en la noche y los problemas del sueño, inconsistencia entre la hora de dormir y despertar, así como algunos problemas para conciliar el sueño.

Estos comportamientos también se han relacionado con el aumento de peso y la obesidad, ya que la fatiga del día siguiente puede llevar a elegir alimentos poco saludables o sentirse menos motivados para hacer ejercicio.

Lee esto: Depresión, Parkinson y Alzheimer, enfermedades relacionadas con el insomnio

Eso sí, los científicos admitieron que sus hallazgos muestran una correlación entre la luz artificial y la obesidad, y no una causa, ya que se necesita más investigación para separar el impacto de la luz artificial de otros factores.

Aún así, los autores del estudio recomiendan apagar cualquier luz artificial, relojes brillantes o pantallas en el dormitorio mientras se preparan para dormir, como una forma útil para prevenir la obesidad.

0
comentarios
Ver comentarios