Estilo de vida

¿Consumir azúcar es malo para la salud? Mitos y realidades

AzúcarJosh Massey / Unsplash

Lo importante es observar qué tipo de azúcar consumes y en qué cantidad. 

Alrededor del azúcar hay decenas de mitos pues, mientras algunos aseguran que lo mejor que puede hacerse es eliminarla por completo de la dieta, los organismo internacionales de la salud afirman que no tiene nada de malo consumirla siempre y cuándo sea en cantidad moderada. Entonces, ¿comer azúcar es malo para la salud?

Lo primero que hay que saber es que existen distintos tipos de azúcares y endulzantes, y que la elección de unos u otros afecta directamente a nuestra salud. La realidad es que no es lo mismo recibir el azúcar que puede aportarnos una fruta, que comer productos endulzados artificialmente o con ingredentes como stevia procesada. 

De acuerdo con la Organización de Consumidores y Usuarios española (OCU) citada por 20 Minutos, el consumo de azúcar no tiene por qué ser malo y lo explica desmintiendo los mitos más comunes al respecto:

Azúcares añadidosThomas Kelley / Unsplash

¿Debo eliminar el azúcar de mi dieta?

No es necesario, ni precisamente saludable eliminar todas las azúcares de tu dieta, sin embargo, es conveniente observar de qué forma y en qué cantidad la consumes. Es necesario distinguir entre el azúcar presente de forma natural en los alimentos y el azúcar añadido. 

La OCU afirma que "los azúcares simples que se encuentran en frutas o verduras no tienen efectos adversos para la salud y no hay motivo para dejar de consumirlos"

Al respecto, la guía de directrices sobre la ingesta de azúcares de la OMS diferencia entre los azúcares libres, que incluyen los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, cocineros o consumidores, y los contenidos de manera natural en los alimentos; recomienda reducir los primeros. 

¿El azúcar o morena es mejor que la blanca?

Aunque es cierto que el azúcar morena o la mascabada pueden contener más nutrientes que la blanca por estar menos refinadas, la OCU resalta el hecho de que las tres son sacarosa y tienen prácticamente la misma cantidad de calorías entre sí. 

Sin embargo, podría resultar algo peligroso mantener la idea de que sólo por los pocos nutrientes es mejor endulzar con las dos primeras, pues se corre el riesgo de aumentar la ingesta.

Cambiar azúcar por los edulcorantes ayuda a perder peso

Otro mito común es el de que basta cambiar el azúcar por edulcorantes como la sacarina o la stevia para bajar de peso y estar más saludable, pero esto tampoco es completamente cierto. 

Para empezar, los edulcorantes tiene muy poco nutrientes. Otro punto importante es que al sustituir el azúcar por edulcorantes, el paladar continúa habituado al consumo de alimentos dulces, y esto, a la larga, puede hacer que vuelvas al azúcar. 

Más que privarse del azúcar, lo mejor es buscar cambiar los hábitos alimenticios y dejar de tomar o comer cosas que no sean nutritivas o que estén muy procesadas.