Una de los lugares más icónicos para celebrar el Día de Muertos es San Miguel de Allende, Guanajuato.

Esta ciudad colonial del bajío mexicano fue inscrita por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2008, por su aporte cultural y arquitectónico al Barroco mexicano.

Algunas de las maravillas que ahí puedes encontrar son la Parroquia de San Miguel Arcángel, el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco, la Cañada de la Virgen, el Templo de Nuestra Señora de La Salud, y la Presa Allende.

Así se vivió la cena maridaje por el Día de Muertos en el Live Aqua Urban Resort de San Miguel de Allende

San Miguel de Allende es un pueblo lleno de magia y misticismo, con ricas tradiciones como Día de Muertos, donde el desfile de catrinas reunió a más de 70 mil personas.

Como parte de esta celebración a los muertos, se llevaron a cabo desde proyecciones de películas, teatro, danza folclórica y una espectacular cena maridaje por el Día de Muertos en el Live Aqua Urban Resort.

Con su asombroso diseño ubicación cerca de la Presa del Obraje, este hotel captura estupendamente la riqueza histórica y el encanto cultural de una de los sitios más bellos de México.

[object Object]

Es así como el chef mexicano Gerardo Rivera, miembro de la asociación Máster Chef México, de L´Académie Culinaire de France y presidente regional de Vatel Club en Baja California, cocina delicias para los comensales.

Este año, el diseño de la mesa y el hotel corrió de la mano del artista Armando de la Garza, quien realizó una pieza de arte efímero en donde los invitados, la comida y arreglo central eran protagonistas.

Los invitados del hotel, personalidades locales y huéspedes, disfrutaron nueve tiempos exquisitos inspirados en “aquellos que ya no están”.

Todos los platillos tenían dedicatoria especial a distintos personajes mexicanos ya fallecidos, por ejemplo: Tintan, María Feliz, Cantinflas, Joaquín Pardavé, Resortes, Chabelo, Carmen Salinas, entre otros.