Estados

Jessica González Villaseñor: A 4 meses de su feminicidio en Morelia no hay justicia

Protesta por JessicaEspecial

La familia de Jessica González Villaseñor describió el proceso de acceso a la justicia como desgastante, sin humanidad ni empatía por las autoridades 

México.- Han pasado poco más de 4 meses del feminicidio de Jessica González Villaseñor en Morelia, Michoacán; con una persona detenida, el proceso penal y la justicia están estancados, mientras que la familia de la joven está decepcionada del actuar de las autoridades, con falta de empatía y humanidad.

Desde el 25 de septiembre de 2020, cuando se confirmó el feminicidio de Jessica, su familia no ha dejado de acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE) para presionar y obtener avances. El pasado 2 de febrero, al salir de una audiencia, estuvieron decepcionados del Ministerio Público que pidió un plazo de dos meses más para seguir investigando y retrasar la etapa intermedia del proceso penal.

“Todos los obstáculos son un reflejo de por qué siguen sucediendo feminicidios en México. No vemos resultados, las fiscalías no hacen que los responsables de estos crímenes sean sancionados y las víctimas estamos obligadas a continuar con este proceso desgastante porque de lo contrario se les da carpetazo a los casos”.Cristo Villaseñor
Protesta por JessicaEspecial

En la audiencia pasada, realizada en la sala 7 del Poder Judicial del estado en Morelia, la Fiscalía solicitó al Juez una prórroga de dos meses para la investigación complementaria, misma que fue concedida y por lo que los trabajos de investigación se extenderán. También están pendientes un par de amparos interpuestos por la defensa del imputado Diego, que retrasarían aún más el proceso penal.

Falta de empatía y humanidad en feminicidio de Jessica

En entrevista con SDPnoticias, Cristo Villaseñor, hermano de la joven de 21 años de edad, aseguró que lo que ha definido estos meses sin su hermana, es la falta de humanidad y empatía por parte de las autoridades y todo el personal que los atiende, lo que hace que el acceso a la justicia sea aún más doloroso.

“Como víctimas, nos vamos enterando de otros casos y sacamos la conclusión de que todas las familias somos revictimizadas. A nosotros no sólo nos quitaron a Jessica, además tenemos que continuar con el dolor con el proceso que siguen alargando y que nos desgasta, no recuerdan a diario que mi hermana fue asesinada”.Cristo Villaseñor

El hermano de la joven maestra dijo que entiende porque otras familias dejan de luchar a mitad del proceso, pero también refirió que sienten una responsabilidad social para que no ocurran más feminicidios al exigir y obtener una sentencia ejemplar contra el responsable del feminicidio de Jessica.

JessicaFacebook
Protesta por JessicaEspecial

Pues de lo contrario, señaló que “contribuimos a que siga este ciclo de violencia porque no habría ninguna consecuencia y los responsables no tienen miedo y creen que pueden seguir haciéndolo”; agregó que es inimaginable lo que destruye un feminicidio, “no sólo mataron a mi hermana, destruyeron una familia completa”.

“Diario me acuerdo de mi hermana”

Diario, Cristo Villaseñor se acuerda de Jessica González Villaseñor; tenían rutinas diarias juntos y eran muy cercanos, por lo que no hay día en que no la recuerde pero tampoco hay día en el que el dolor por su ausencia reviva. Aunado a ello, el proceso por justicia le recuerda que su compañera ya no está “y eso lo hace más doloroso”.

Por parte de las autoridades de Michoacán, debido a la difusión del caso y apoyo recibido, han conseguido el apoyo de la Secretaría de Atención a Víctimas con un abogado victimal y también con asesorías psicológicas para toda la familia.

“Sabemos que los años no nos van a regresar a mi hermana pero exigimos una pena ejemplar para que no haya más familiares que tengan que pasar por esto. Queremos contribuir a que esto cambie. La pena ejemplar sería un mensaje claro de la Fiscalía para con la ciudadanía de que estos delitos se sancionan porque de lo contrario van a reflejar que no están interesados ni quieren acabar con este problema”.Cristo Villaseñor

Por ahora, únicamente Diego está detenido por el feminicidio de Jessica y no hay más procesos contra otras personas, según lo que sabe la familia. La prórroga de dos meses para iniciar con la etapa intermedia fue justificada por el MP ante la falta de concluir otros pendientes como comparativos de perfiles genéticos y revisión de cámaras de videovigilancia.

600 zapatos por justicia para Jessica González Villaseñor

Para exigir agilizar el proceso de justicia para Jessica González Villaseñor, el martes que pasó, familia, amigos, conocidos, mujeres y colectivas feministas realizaron una protesta en el centro de Morelia y colocaron 600 pares de zapatos que reunieron ellos mismos. También colgaron dos lonas con la fotografía de Jessica pidiendo que no se olvide su caso.

A palabras de Cristo, la manifestación tuvo el objetivo de transmitir un mensaje contra los feminicidios en México y representar todas las voces de mujeres que han callado, que lo vea la gente y que despierte la conciencia del problema por el que sigue atravesando el país respecto a la violencia contra las mujeres.

Protesta en MoreliaEspecial
Protesta por JessicaEspecial

El 25 de septiembre la FGE de Michoacán informó que fue localizado el cuerpo sin vida de Jessica González Villaseñor, joven de 21 años que fue reportada como desaparecida el 21 de septiembre en la ciudad de Morelia. Por cinco días consecutivos, familiares y amigos buscaron a la joven y a través de redes sociales compartieron sus fotos, la Alerta Alba y datos de la persona que la vio por última vez.

Jessica se acababa de graduar de la carrera magisterial en el Colegio Salesiano Anáhuac en la ciudad de Morelia, y el ciclo escolar pasado había comenzado a dar clases. Durante semanas se realizaron protestas en esa y otras entidades, y por redes sociales, para exigir justicia por la joven con #JusticiaParaJessica.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que en 2020 en Michoacán, 250 mujeres fueron asesinadas pero sólo 21 casos se iniciaron como feminicidio.