Chivas es y seguirá siendo de Jorge Vergara

Jorge Vergara
Jorge VergaraInternet

Resulta completamente errónea la información publicada el pasado 19 de junio en el artículo denominado “Jorge Vergara perdería el control de Chivas; patrimonio volverían a la Asociación Civil” por lo siguiente:

En primer lugar el único litigio donde realmente se estaba controvirtiendo el fondo, es decir, la transformación de Club Deportivo Guadalajara de Asociación Civil a Sociedad Anónima, era el juicio ordinario mercantil con número de expediente 158/2006 del Juzgado Décimo de Distrito en Materias  Administrativa, Civil y de Trabajo en el Estado de Jalisco; sin embargo, dicho juicio se caducó, es decir, concluyó por falta de inactividad procesal derivada de la negligencia del abogado; situación por la que ya es imposible que dicha transformación del Club pueda ser cuestionada, esto es, los socios disidentes ya no tienen nada más que hacer.

Lo grave de esto es que el abogado esté ocultando la información a sus representados haciéndoles creer que todavía hay alguna oportunidad de seguir peleando contra Jorge Vergara por la transformación, cuando en realidad el asunto está concluido y por la negligencia de no darle impulso procesal al juicio.

En segundo término, el juicio que se menciona en la nota y respecto del cual se dice que será resuelto en julio y que tendría como objetivo la revisión del caso y la ejecución de la sentencia correspondiente a las marcas y cuya supuesta consecuencia sería que los socios disidentes retomaran posesión, de manera inapelable, de todos los activos físicos y morales del equipo, es total y absolutamente falso, engaña y trata de sorprender a la afición, a los proveedores, acreedores y al público en general.

Así es, la realidad es otra, este asunto del que se habla proviene de un juicio de amparo indirecto con número de expediente  1573/2005 y se ventila en el Juzgado Tercero de Distrito en Materias Administrativa, Civil y de Trabajo en el Estado de Jalisco, en donde ya hubo una sentencia años atrás que ordenó la cancelación de ciertas inscripciones de escrituras en el Registro Público de la Propiedad y Comercio y de ciertas marcas en el Instituto de la Propiedad Industrial, pero no tuvo ninguna trascendencia material que pueda conducir a que Jorge Vergara pierda los activos del equipo, es decir, este litigio se limita a impugnar trámites de inscripción realizados ante diversas dependencias de forma posterior a la transformación del Club, pero de ninguna manera tiene como materia la pérdida del equipo.

Lo que se resolverá en la Suprema Corte es una solicitud que planteó el abogados de los disidentes para que la Corte atrajera el caso en una etapa donde ya se dictó sentencia y donde única y exclusivamente se puede revisar si la ejecución de dicha sentencia fue correcta, pero lo que se resuelve en julio es una impugnación contra la decisión de la Corte de no atraer el caso, es decir, no se va a dilucidar nada relativo al fondo ni a la pérdida de los activos del equipo.

Lo preocupante de esto es el engaño y la desinformación que está intentando generar el abogado de los disidentes para que no se den cuenta de que todo está perdido y que Vergara ha ganado. Lo único verdadero es que Chivas es y seguirá siendo de Jorge Vergara.

0
comentarios
Ver comentarios