Columnas

La salida de Best Buy de México.

Hace unos cuatro o cinco días publicaron la noticia de que Best Buy se iba con toda su operación en México. La pandemia fue el último empujón para que la empresa de electrónicos se retirará del país por la baja de ventas combinado por el pago de rentas de los locales y seguramente proyecciones financieras para el próximo año donde es mas fácil irse que quedarse.

No es tan fácil que un negocio con más de 40 tiendas en todo México decida irse. A veces es más caro cerrar que seguir operando por compromisos con las rentas, almacenes, inventarios, el costo de despedir a los trabajadores entre otros muchos costos administrativos.

¿Pero realmente fue la pandemia quien acabó con Best Buy? Puede ser, pero no creo que haya sido al 100%. Si usted va a un Best Buy en los Estados Unidos puede notar muchísimas diferencias con los de México. Desde el crédito, los programas de lealtad, las promociones de productos y las facilidades para la compra de muchísimas cosas. El modelo de la tienda de electrónicos estadounidense no era el mismo para los mexicanos que para los americanos.

¿Por qué en un tiempo donde la venta de electrónicos ha aumentado, Best Buy no pudo crecer junto con la tendencia? Las respuestas son sencillas. La propuesta de precios no era diferenciada contra la que ofrecen sus competidores. Los esquemas de crédito no eran tan atractivos como los que se pueden encontrar en otras tiendas.

Imagine que busca comprar una computadora personal pequeña y empieza a buscar en el mercado. Amazon, Liverpool, El Palacio de Hierro, CostCo, Sam’s, WalMart, Soriana, y Best Buy. Hay mucha competencia contra Best Buy , en tiendas departamentales la misma persona podría tener un programa de puntos o recompensas que no tiene en Best Buy. También los precios son muy similares por lo que no hay un diferenciador real.

En uno de mis grupos de Whatsapp donde casi siempre hablamos de negocios, hablamos sobre la noticia. Salió alguno diciendo, “es muy mala noticia, ojalá no sigan mas marcas extranjeras con planes de salir de México”.

Después de hacer un poco de reflexión, otras personas que han trabajado en retail hablaron sobre la competencia y de como Best Buy se ha quedado muy atrás, al menos en México. Hicimos una pequeña encuesta sobre cuando había sido la última vez que habían comprado en Best Buy de manera física o electrónica. Muchos solamente lo vieron como comparativa. Pero nadie había comprado en Best Buy desde mucho antes de que la pandemia afectará los negocios.

Lo que le pasó a Best Buy fue la crónica de una muerte anunciada. A su equipo de finanzas le faltó mucho para trabajar sobre los créditos a los clientes, a los de logística les faltó mas velocidad en las entregas y a los de compras, encontrar un verdadero diferenciador en precios.

No fue la pandemia, ni la 4T, ni la crisis mundial, a Best Buy México no le quedaba tanto tiempo de vida. Lo que hizo la pandemia fue solamente acelerar el proceso de salida del país.

A Best Buy le pasó lo que al Video Centro o al Blockbuster, la oferta de valor no le dio lo que da la competencia.