26 de octubre de 2021 | 12:27
Opinión

Jubilados del ISSSTE y las UMAS ¿qué hacer?

Lograr que se haga una reforma a la ley del ISSSTE y que quede claro que debe ser en Salario Mínimo la pensión, no en UMAS.
ISSSTE
Compartir en

EL TOPE DE JUBILACIÓN EN UMAS

Hemos dejado claro que la resolución de la Segunda Sala de la Corte de Justicia de la Nación, se jodió a los jubilados del ISSSTE al establecer que el tope de la jubilación se haría en UMAS y no en salario mínimo, pero lamentablemente esta etapa ya termino, es decir, en esta instancia no hay nada más que hacer.

He visto que se han propuesto diversas vías legales que van desde demandas para conseguir nuevos criterios, interponer una inconstitucionalidad para ver si el pleno tiene otra forma de resolverlo, hasta la tramitación de juicios ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, aprovechando la reforma a los derechos humanos en México. Este tipo de recursos han sido promovidos como banderas por algunos sindicatos y los asesores jurídicos, pero quiero ser muy claro, pues me parece que perdernos en la maraña legal y la dispersión de acciones, sobre todo jurídicas, solo diluirá la verdadera y única posibilidad que tienen para resolver este asunto de fondo: me refiero a la movilidad social y la acción política.

Si se dejan apantallar, y encima de todo cobrar, por quienes les propongan todas estas acciones legales lo que van a perder, además de dinero, es tiempo, el aspecto más valioso para un jubilado y sobre todo el sentido de oportunidad de la lucha.

Si los sindicatos quieren andar en esos menesteres que lo hagan, pero que eso no sirva para decirles, quédense tranquilos esperemos a que salga la resolución, pues esto tardará por lo menos de 4 a 8 años, con posibilidades bajas de que salga favorable.

PRESIONAR A DIPUTADOS Y SENADORES

El único tiro de precisión que tienen es lograr que se haga una reforma a la ley del ISSSTE y que allí quede claro que debe ser en Salario Mínimo la pensión, no en UMAS, lo cual sólo lograrán si van y lo exigen a los legisladores, tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores, ellos son los que tienen el modo y la forma para solucionarlo de fondo y de manera inmediata. Y el momento es ahorita, cuando están por comenzar las campañas, que lo hagan y obtengan el voto, si no sabrán de qué están hechos.

No es el Presidente López Obrador quien lo puede resolver, es una reforma legislativa, seamos claros; al final muchos confiamos en que sus acciones logren transformar el abandono al estado de bienestar que dejó el periodo neoliberal de los últimos 35 años, pero incluso si él mandara una propuesta y los legisladores no la aprueban, no se lograría nada, no se dejen envolver en la lucha política de una oposición que busca regresar a sus privilegios, enfrentándolos al Presidente.

Entiendan y organícense hacia un objetivo concreto, lo que tiene que pasar, no se pierdan en el laberinto de opciones, sobre todo las legales, no regalen su dinero con demandas infructuosas, con abogados que salen en videos haciendo la faramalla de que están depositando cosas en la Suprema Corte, si depositan su confianza en eso muchos compañeros jubilados habrá ya muerto cuando venga la justicia con una sentencia.

Obliguen a los sindicatos a dirigir recursos y organización para presionar a los legisladores. Es muy lamentable ver la pasividad con que se han manifestado los líderes, claro los jubilados no cotizan cuotas y ya no son el botín, pero fue precisamente la lucha de todos los trabajadores que hoy están jubilados, la que durante décadas forjaron las conquistas sindicales, las organizaciones, los líderes que están ahorita se sientan sobre los cimientos que ustedes los jubilados crearon con su trabajo y sus cuotas, así que este es el momento de hacerlo valer.

Por último, no quiero invitar a que dejen de recriminar a los 5 ministros que los jodieron, vayan y grítenles, de paso lo hacen con Peña Nieto que fue quien creó esta figura de las UMAS con la intención de aplicarlo a las pensiones, pero no pierdan el objetivo, su lucha está en San Lázaro y en Reforma e Insurgentes (edificio del Senado), en donde deben concentrar sus fuerzas. En los estados busquen a sus legisladores, presiónenlos, hagan el cambio.

** Vladimir Ricardo Landero Aramburu, Maestro en Derecho por la UNAM.