Columnas

Prometeo: el Apoyo a los Deudores en México con sus Nuevas Medidas

Apoyo a deudores.Moisés Pablo / Cuartoscuro

Nuevo paquete de medidas de apoyo a personas y empresas.

.

Un nuevo paquete de medidas de apoyo para personas y empresas (versión 2), fue publicado el 14 de octubre de 2020, por la CNBV, mismo que con detalle se anexa con la siguiente liga: 

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/585512/Comunicado_de_Prensa_066_Nuevas_facilidades_regulatorias.pdf

Cerca de 9 millones de deudores de manera global (Créditos Personales, Tarjeta de Crédito, Hipotecas y Empresariales) han formalizado un plan de espera con las entidades financieras, según datos de la propia CNBV, proporcionados por los Bancos en especial. El segundo plan, tiene condiciones en el pago de las deudas y diversos criterios de marca en el buró de crédito. El esquema será para las reestructuras y negociaciones que estén con fecha limite al 31 de enero de 2021. 

Cada Entidad Financiera, deberá buscar la manera de comunicar con claridad a sus clientes, por lo que primeramente deben entender bien el programa con su personal de gestión, de manera especial adecuar sus sistemas, los procesos internos de registro contable y sus manuales internos. 

No es un tema sencillo y eso puede generar confusión y dudas con los deudores, en especial en los meses de octubre y noviembre de 2020, el plan tendrá que ejecutarse en el cierre del año a toda velocidad, porque la realidad es que las instituciones financieras tienen diferentes características de perfil de clientes y productos y hasta ahora la comunicación con claridad a deudores no refleja que estén preparadas.

En el caso del Buró de Crédito, señalan marcas suaves (te va a doler pero no tanto), se señala en el comunicado que será sin marca para los que están al corriente y realizan su reestructura y con marca suave a quienes hagan reestructura con pequeños retrasos. 

No es cualquier cosa reestructurar formalmente ese volumen de deudores que se señala busca esquemas de apoyo con sus Bancos, pues eso conlleva tramites adicionales, en especial en Créditos Hipotecarios y Créditos con Garantías reales del Sector Empresarial.

Cada Institución hará su modelo de negocios de reestructuras (dirán que tienen su receta secreta y que cuentan con el mejor plan de apoyo). Lo cual estará por verse con los resultados medibles de sus indicadores de cartera vencida, liquidez e índice de capitalización.

Cada Entidad Financiera, según su tamaño económico y perfil de negocios, desarrollara su modelo de reestructura y apoyo a deudores, por lo que habrá diferencias significativas, que no necesariamente son comparables, no es lo mismo un cliente de Banco Azteca o Coppel, que uno de Santander o BBVA. La consolidación de pasivos no está contemplada en el programa, por lo que lo hace por producto, ahí está el detalle de reglas contables y de modelos de reestructura que cada entidad financiera resolverá internamente y como lo difundirá hacia sus deudores.

Lamentablemente la CNBV, no precisa en su nuevo comunicado la mecánica de información sobre el avance semanal y mensual que desde mi punto de vista es crítico y necesario para saber si funciona o no el apoyo a deudores. Por lo que solo sabremos el resultado real en el mes de febrero o marzo de 2021 con los reportes respectivos que las Entidades Financieras reportan a la propia CNBV, sobre sus datos al cierre de 2020 y en específico su cierre a enero de 2021, fecha fatal para deudores que buscan reestructurar sus adeudos.

El problema actual para los deudores que firmaron un plan de espera hace seis meses, solo difirió sus adeudos. Las recientes noticias de la Pandemia en Europa, USA y México, reflejan que es un tema que todavía será de larga espera para un control real de la epidemia y sus contagios acelerados. El tema es que las economías regionales y locales no están listas y en consecuencia las personas y las empresas, aún están inquietos por la situación de que sus ingresos y estabilidad económica son vulnerables. Los Bancos no quieren perder, y menos a hablar de quitas, por ello forzaron a CNBV a modificar su comunicado y a reducir los plazos que había anunciado la misma hace quince días antes.

Para los Bancos en especial, se les dio apoyó con criterios de registro contable, lo cual les genera menos presión a las reservas y su índice de capitalización. 

Hace 25 años atrás, tuvimos el ADE (Programa de apoyo a Deudores). En ese entonces, la crisis económica y de quiebra generalizada era el temor para la mayoría, para ello se desarrollaron equipos de trabajo de las Entidades Financieras a nivel nacional que contactaban a deudores para hacer esquemas de salida, sin embargo no teníamos una situación especial de salud pública que limitara la movilidad de deudores, funcionarios, notarios, registros públicos e incluso sistema judicial.

El país estaba en una situación muy compleja de la economía y en 1995 Banco de México reportaba reservas del orden de los 15 mil millones de dólares, hoy andamos sobre niveles de 195 mil millones de dólares. Con datos de Banco de México en 1995, la banca registraba en sus reportes; cartera vencida por 15 mil 200 millones de dólares, en cartera morosa 32 mil 100 millones de dólares y en cartera irrecuperable era de 2 mil 300 millones de dólares. La suma era de 49 mil 600 millones de dólares, es decir 3.3 veces las reservas totales del país. El tema de la crisis del 95, fue la especulación sobre el tipo de cambio, la inflación y las tasas de interés, que hicieron impagables las deudas. El programa de apoyo a deudores funciono, porque la economía no paro.

Hoy la economía está parada por el Covid, los negocios no están generando, varios cerrando pro la falta de ingresos y hay un tema de inestabilidad en el empleo. Por lo que las carteras de crédito están en riesgo y en consecuencia la posición y salud financiera de las entidades financieras también. Sin duda apalancar el crecimiento al TMEC es fundamental con una integración vertical de economía de escala en el sector automotriz, industria aeroespacial, industria médica y la infraestructura y construcción. Pero hay actividades en las que somos muy vulnerables, como lo son; el turismo, sector restaurantero y el de infraestructura y construcción que siguen en atonía por la pandemia principalmente.

Debemos aprovechar la tecnología al máximo, firmas electrónicas, registros electrónicos con notarios y corredores públicos, registros públicos y del comercio electrónico, tramites en línea con autoridades y sistemas de justicia a nivel local y federal. La Tecnología es la herramienta vital para este proceso de renegociación de deudas, en especial las de créditos hipotecarios y Empresariales. Los resultados se verán en la estadística, si son producto de una buena estrategia, se implementaron e informaron bien, sin duda les generará resultados positivos a todos. Y si no, ya sabemos la respuesta.

Mario Sandoval Chávez

CEO FISAN SOFOM ENR

Banquero en Activo a nivel Directivo con más de 30 años de experiencia de negocios.

Ex Presidente Nacional AMFE

[email protected]