Columnas

Si publicas sobre alguien a quien mataron, cubre el entierro

21:21:21/21-21Plácido Garza

Las encuestas “out of the box” que pueden aplicarse si utilizamos la “teoría de los 4 indiscutibles”.

Irreverente

Y si no pescaron al asesino, no te canses de escribir que está fugado, que compró a las autoridades. Deténte hasta que lo metan preso, y ni aún ahí, no vaya a ser que lo liberen bajo fianza.

Les platico: esta es la forma más sabia que aprendí de la palabra “seguimiento”, que en periodismo es la argolla de oro sobre la que se engarza el diamante de la información bien pulida y tallada.

Me la enseñaron mis jefe y maestros -Abelardo A. Leal Jr. y Alejandro Junco Sr.- a mi paso por mi Alma Máter, el periódico El Norte, de donde soy orgulloso egresado.

Sí, aunque a algunos les cale, le doy a ese periódico la categoría de Universidad al decir que egresé de sus aulas...de Redacción.

Viene esto a colación porque al darle seguimiento a mi pregunta final en mi artículo de ayer

https://www.sdpnoticias.com/columnas/placido-garza-21-21-21-21-21-hoy-pida-un-deseo.html

Recibí en mi correo 237 respuestas de quienes compartieron conmigo el “deseo en una palabra” que pronunciaron al segundo 21, del minuto 21, de la hora 21, del año 21, del siglo 21.

Vean ustedes las encuestas “out of the box” que pueden aplicarse si utilizamos la que yo llamo “teoría de los 4 indiscutibles”: números, cantidades, nombres y fechas, para sustentar cualquier hecho en base a esos 4 datos, los únicos “duros” que nos regala el Universo.

A ver, de las 237 personas que respondieron, tengo sus números, las cantidades que entre todos sumaron, sus nombres y no sólo la fecha, sino la hora y segundos en que emitieron su “sufragio” sobre el deseo que eligieron.

O sea, con un ejercicio tan simple como el de la “sincronía calendárica” de ayer, se pude obtener no 4, sino 5 “indiscutibles” para taparle la boca a cualquiera que vaya en contra de algo que uno piensa, dice, escribe o hace, cualesquiera que sea su oficio.

Eso, no hay más argumento para acallar a un necio, que los “4 -o 5 o más- indiscutibles”.

Claro, para mí fue PAN comido hacerlo con mi BigData. Me llevó segundos hacerlo.

Pero aún sin dicha plataforma, “la teoría de los 4 indiscutibles” ayuda muchísimo más que una de las costosas encuestas que pululan en los pandémicos y electorales tiempos que vivimos en este vapuleado México.

Por lo pronto, doy los resultados de mi encuesta sobre los deseos que alentaron a 237 a responder a mi pregunta.

La probabilidad estadística es que 1,659 lo hicieron, porque por cada uno que acepta responder una encuesta, hay 6 más que no quieren.

Y esto no me lo van a poder rebatir ni mis amigos Carlos Campos, Roberto Ramîrez, y Salvador Borrego, los zares de las encuestas políticas.

Va: el 1er lugar de mi “encuesta” de ayer se lo llevó con un 11% el deseo “Salud”.

El 2o, con un 10%, “Vida”.

El 3o, con 9%, “Familia”.

En 4o, con un 7%, “Dinero”, empatado con “Prosperidad” y “Claridez”.

El 49% restante se repartió de la siguiente manera:

“Amor”, 6%.

“Unidad”, 5%.

“Amistad”, 5%.

“Sexo”, 5%.

“Confianza”, 5%.

“Matrimonio”, 4%.

“Divorcio”, 3%.

Y el 8% restante pulverizado entre todos los demás, cuya lista de probables deseos en una palabra aparece en mi artículo de ayer. ¿Quieres volver a verlo? Dale click aquí

No quiero hacer comentarios sobre este resultado; se los dejo a los “anolistos” que me leen.

Dato interesante: el 31% de los correos que recibí no traen en su nomenclatura nombres y apellidos de sus remitentes.

Pero el solo mensaje del correo es una prueba válida para uno de mis “4 indiscutibles”, porque la tecnología actual permite saber quién es quién? con las direcciones I.P.C.

El 57% fueron remitentes varones, al menos en sus nombres de correo, y otra vez, el dato se dilucida con la mentada dirección I.P.C., aunque existe la distorsión estadística aquí, de que pueden ser servidores ocupados por varias personas.

En un ejercicio aleatorio derivado de esta aplicación, mi BigData descubrió que el 48% respondió en horas de trabajo y de direcciones vinculadas con nombres de empresas.

En la madre con el que yo llamo “Total Home!!!

CAJÓN DE SASTRE

"Interesante ejercicio estadístico calendárico. Yo escogí la palabra salud en todas sus aplicaciones, incluyendo la del brindis que me aventé contigo, yo desde acá y tú desde allá", dice la irreverente de mi Kalifa, desde su reducto en la que hoy es la ciudad más segura del mundo.