Once Varas. ¡Policías al borde de un ataque de nervios!

aldo fasci zuazua
Aldo Fasci Zuazua Cortesía

¿Cómo? ¿O sea que el trabajo policíaco estresa? No nos habíamos dado cuenta…

Aldo Fasci Zuazua, jefe de la seguridad pública de Nuevo León, siempre se ha caracterizado por sus peculiares respuestas a los cuestionamientos, pero ayer francamente se voló la barda, al justificar que los elementos de su corporación maltratan a los detenidos porque sufren de exceso de estrés.

¿Cómo? ¿O sea que el trabajo policíaco estresa? No nos habíamos dado cuenta…

Y por lo visto los elementos en activo y los cadetes aspirantes a portar un uniforme tampoco.

Aldo reaccionó así luego de que Sofia Velasco Becerra, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Nuevo León, revelara que tanto la Fiscalía General de Justicia, como la Secretaría de Seguridad del Estado resultaron ser las instituciones a las que más ha hecho recomendaciones en 2019 por uso fuerza de autoridad… Abuso de autoridad, en otras palabras.

El fiscal Gustavo Adolfo Guerrero, simplemente hizo mutis.

Pero Fasci se defendió diciendo que los últimos meses han estado aplicando una prueba-encuesta a los ocho mil 500 policías con los que cuentan y en los resultados se han encontrado con que hay un alto nivel de estrés en las filas.

“En la Secretaría de Seguridad se aplicó a ocho mil 500 elementos una encuesta, una prueba, para detectar el nivel de estrés, traen un nivel de estrés muy alto… Ya tenemos meses, pero no hemos terminado, nuestra fecha límite es en octubre, yo quisiera haber limpiado la corporación de inmediato, pero no se puede, no queremos ser injustos, pero son situaciones que tenemos que entender y el estrés que hay en la calle, que es mucho, la violencia que estamos generando todos, esta guerra del crimen organizado, esta legitima forma de protestar que todo mundo se opone a una detención, la falta de valores, de respeto, la cantidad de drogas que circula en la calle… Toda esa situación complica las cosas”, dijo Aldo.

No están de más las pruebas sicológicas y la vigilancia de la salud mental de la tropa, no, pero de eso, a justificar los abusos porque los polis están al borde de un ataque de nervios…

¿Y qué querían? Son p o l i c í a s. ¿O qué esperaban? ¿Miel sobre hojuelas servidas en la cama?

[email protected]

@obedc

0
comentarios
Ver comentarios