Los Olegarios y otros con empresas legales. Tantos periodistas investigadores y no investigan nada

Olegarios
A veces eso no es periodismo, sino linchamientoInternet

#BahamasLeaks:

La revista Proceso simplemente dijo sobre dos empresarios mexicanos que aparecen en los #BahamasLeaks:

1.- Que Olegario Vázquez Raña está ahí como propietario de la empresa Marshalls Creek Ltd.

2.- Y que su hijo, Olegario Vázquez Aldir, tiene la compañía Albion Hall Holdings Ltd.

Solo eso. Punto. ¿Qué significa? Sin mayor información y en el contexto de una nueva filtración sobre paraísos fiscales –otra vez al diario alemán Süddeutsche Zeitung– parecería que los Olegarios hicieron algo indebido.

Pero...

Otros de los medios mexicanos, Aristegui Noticias, que participa en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación –con el que compartió su información el citado diario alemán– fue un poco más cuidadoso que Proceso.

Aristegui Noticias menciona, desgraciadamente sin darle toda la relevancia a este dato, la verdad sobre las empresas de Vázquez Raña y Vázquez Aldir:

1.- “Los empresarios enviaron vía e-mail y a través de su equipo jurídico, su versión”.

2.- Confirmaron que sí poseen tales empresas y que fueron usadas para inversión patrimonial.

3.- Dieron que el fisco mexicano fue notificado de tales empresas desde que se constituyeron.

¿Y entonces?

Tantos periodistas investigadores que investigan tan poco

La nota no es tener empresas en el extranjero. Eso es legal y hasta normal en la vida de los hombres y las mujeres de negocios de todo el mundo.

La nota surge cuando tales empresas se usan para evadir impuestos, que como ya vimos no es el caso de por lo menos dos de los hombres de negocios mencionados en los #BahamasLeaks, los Olegarios.

Si es legal lo que ellos hicieron –tener empresas rxtranjeras reportadas ante el fisco mexicano–, entonces no hay razón para que aparezcan en un reportaje sobre paraísos fiscales.

Pero si los Olegarios están en la lista de los #BahamasLeaks seguramente se debe a que ninguno de los numerosos periodistas investigadores del Consorcio de Periodistas de Investigación se tomó la molestia de investigar nada.

A los periodistas investigadores parece bastarles una filtración para llegar a conclusiones: toda la gente que tiene dinero oculta su patrimonio en paraísos fiscales para no pagar impuestos.

Así es, en efecto, en muchos casos: hay quienes evaden impuestos con inversiones fuera de México. Pero no es cierto en todos los casos y ni siquiera en la mayoría.

No es delito tener dinero en el extranjero

Es un hecho, de ninguna manera puede ser considerado un delito tener dinero en el extranjero. El delito es no declararlo ante las autoridades fiscales del país, no me voy a cansar de repetirlo.

¿Por qué para algunos medios es indebido que hayan actuado correctamente Olegario Vázquez Raña, propietario y director general de la empresa Marshalls Creeks, y  Olegario Vázquez Aldir, dueño y director general de Albion Hall Ltd?

La respuesta es simple: por falta de rigor al investigar.

El delito es no pagar impuestos

Para que no quede duda, se lee en una columna financiera del diario propiedad de los Olegarios, Excélsior, “ambos empresarios han puesto a disposición de la autoridad copias de los registros que hicieron ante el SAT desde el momento de la constitución de las empresas, así como del pago de los impuestos correspondientes ante esta misma autoridad”.

Antes de condenar a los que aparecen en la nueva filtración global, la de los BahamasLeaks, hay que tener cuidado de analizar las cosas con detalle.

Si los periodistas investigadores no investigan adecuadamente, entonces sus “investigaciones” no son periodismo, sino linchamiento. 

Un linchamiento que, en el fondo, surge del resentimiento hacia las personas que con su trabajo han acumulado patrimonios importantes.

Los otros empresarios de #BahamasLeaks

El caso de los Olegarios puede ser el de muchos otros inversionistas que aparecen en los #BahamasLeaks:

1.- Gastón Azárraga, que ya tenía suficientes problemas antes de la filtración.

2.- Marcos Achar Levy, Alfredo Achar Tussie, Salomón Achar Achar, Moisés Achar Tussie, Luis Achar Tussie, Alegra Achar Tussie, Elías Achar Levy y Marcos Achar Achar, vinculados con Comex.

3.- Dionisio Garza Medina y  Bernardo Garza de la Fuente, de Alfa.

4.- Diego Quintana Kawage, ligado a ICA.

5.- Fernando Canales Clariond, empresario regiomontano.

6.- Carlos Laviada Ocejo, socio de Controladora Mexicana de Aeropuertos.

7.- Francisco Xavier García de Quevedo Topete, de Grupo México.

8.- Arturo Gamboa Rullán, fundador de los laboratorios Ifusa, cofundador y vicepresidente ejecutivo de Genomma Lab.

9.- Adolfo, Lorenza, Carlos, Sergio, Xavier y Gabriela Autrey, de conocida familia empresarial que tuvo la Casa Autrey.

10.- Javier Amtmann Aguilar, de la industria farmacéutica.

11.- Armando Blum, de Farmacias ABC.

12.- Un hijo de Joaquín López-Dóriga, dedicado a las finanzas.

Hay muchos otros mexicanos en la lista. Los que tengan empresas en el extranjero para no pagar impuestos en nuestro país, desde luego merecen ser exhibidos e investigados por periodistas y sobre todo por las autoridades fiscales.

Pero los que estén en orden, deben ser dejados en paz. Desgraciadamente a muchos se les condena solo por usar sus capitales de forma legal dentro y fuera de México, esto es, porque saben hacer negocios.

Una pena, ya que si se combate al empresario solo porque le va bien, se daña a la parte más importante que mueve a una economía.

0
comentarios
Ver comentarios